La consejera Elsa Artadi (Junts er Catalunya) y el vicepresidente Pere Aragonès (ERC).

El Govern se personará contra el Senado por el 155

stop

El gobierno catalán se sumará a los recursos del Parlament y Podemos contra el 155 y presentará alegaciones en defensa de 12 leyes suspendidas por el TC

Iván Vila

Economía Digital

La consejera Elsa Artadi (Junts er Catalunya) y el vicepresidente Pere Aragonès (ERC).

Barcelona, 07 de junio de 2018 (13:55 CET)

El gobierno de Quim Torra se sumará a los recursos presentados por el Parlament y Podemos contra el acuerdo del Senado que validó la aplicación del artículo 155 de la Constitución, y también presentará de manera inmediata alegaciones contra 12 leyes que fueron recurridas al Tribunal Constitucional por el gobierno de Mariano Rajoy y que, en consecuencia, permanecen suspendidas desde entonces de forma cautelar. 

Esta última medida va en la línea de la intención anunciada por Torra de recuperar 16 leyes de cariz social bloqueadas en el TC, aunque la presentación de las alegaciones no pasa de ser un trámite que si no se ha cumplimentado antes es porque la Generalitat permanecía intervenida en virtud de la aplicación del artículo 155.

Leyes sociales y nuevos impuestos

La lista incluye leyes de marcado perfil social, como la del derecho a la vivienda de personas en riesgo de exclusión, la de universalización de la asistencia sanitaria, la que creaba la Agencia Catalana de Protección Social.

Otras de las normas son la del cambio climático, la de la Agencia de Ciberseguridad de Cataluña, la que fijaba impuestos a las bebidas azucaradas, las grandes superficies o las emisiones de CO2 o incluso la que regulaba las asociaciones cannábicas.

El Govern, que ha celebrado este jueves su segundo consejo ejecutivo, también ha acordado personarse en los recursos contra el 155 que ya presentaron el Parlament y el grupo de Podemos en el Congreso.

Las ya sentenciadas, caso a caso

Además, ha aprobado la creación del Comisionado para el despliegue del Autogobierno, el organismo encargado de fiscalizar las consecuencias de los siete meses de intervención de la Generalitat, y que también tendrá entre sus encargos el de elaborar un inventario de todas las leyes catalanas ya sentenciadas por el TC.

El ejecutivo analizará después qué hacer con ellas una a una, según ha explicado la portavoz del Govern, Elsa Artadi. En algunos de estos casos, podrían volver a presentarse las leyes una vez reelaboradas para encajar en las dispociones del Alto Tribunal. En otros, podría recuperarse parte de su contenido con distintas fórmulas, desde modificaciones de leyes ya en vigor a despliegue de reglamentos que incluyan nuevas disposiciones.

Querella contra Rajoy

En su primera comparecencia como portavoz, Artadi ha anunciado también que tanto ella como el resto de seleccionados por Torra para su gobierno en el decreto que Rajoy bloqueó por incluir a exconsellers en prisión o en el extranjero se sumarán también a la querella por prevaricación que el president ya ha presentado contra el expresidente español y su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.

El Govern seguirá insistiendo en la línea de denuncia de la “anomalía” de la situación en Cataluña y de lo que considera “medidas represivas” contra el independentismo, y a partir de la semana que viene, enviará cartas a los mandatarios europeos explicándoles su versión de la situación.

Peticiones para Sánchez

Por lo que respecta al nuevo gobierno de Pedro Sánchez, la consellera portavoz ha exhibido una posición más cercana a la ERC o el Pdecat que a la más beligerante mostrada por Junts per Catalunya. 

Artadi ha considerado que entre los seleccionados por Sánchez hay nombres "soprprendentes" e "inquietantes", pero evitado verter más críticas y ha optado por una fórmula como la expresada por Esquerra: "No los valoraremos por lo que han dicho, sino por lo que harán. La pelota está en su tejado".

El Govern dice que no pide que traigan a los presos a una cárcel catalana, porque eso sería "admitir" la legitimidad de su encarcelamiento

​A ese respecto, el Govern insiste en sus peticiones, y Artadi ha precisado que, por lo que se refiere a los presos, el ejecutivo catalán no pide que los traigan a una prisión catalana, porque eso sería "admitir", ha dicho, la legitimidad de su encarcelamiento, sino que sean excarcelados. "Sánchez no tiene todo el margen de maniobra" para conseguirlo, ha concedido, pero solo para añadir que "algún margen sí que tiene".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad