Pere Aragonès y Quim Torra, durante una reunión del gobierno catalán. EFE/ Quique García

Quim Torra mantiene en secreto los recortes que anunció en agosto

stop

La Generalitat sigue sin revelar a qué partidas está afectando el "ajuste" del 6% del gasto público dictado por Aragonès hace casi tres meses

Barcelona, 03 de noviembre de 2019 (04:55 CET)

Casi tres meses después de anunciarlo, la Generalitat sigue sin facilitar ningún tipo de información sobre el recorte del 6% del gasto público dictado el 6 de agosto por el vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès. Es más, el gobierno catalán asegura ahora que las decisiones se toman sobre la marcha y que el detalle de ese "ajuste" no se conocerá hasta que se presente la liquidación presupuestaria de este 2019.

Cuando ordenó el cierre de caja y el plan de contención, Aragonès responsabilizó de la situación al gobierno de Pedro Sánchez, al que la Generalitat llevó a los tribunales en esas mismas fechas por el impago de 1.317 millones que el gobierno catalán ya debería de haber cobrado en concepto de anticipos correspondientes al sistema de financiación autonómico y a la devolución de parte del IVA de 2017.

Así lo explicó Aragonès en una comparecencia en pleno agosto en el Parlament en la que los comunes y el PSC le acusaron de actuar con opacidad y le pidieron concreciones sobre los recortes. El número dos del govern de Quim Torra se limitó a subrayar que no afectarían ni a las nóminas de los empleados públicos, ni a servicios sociales básicos ni tampoco a los pagos ya comprometidos, pero dijo no poder dar más detalles porque estaba a la espera de que los distintos departamentos y empresas públicas presentaran sus planes de contingencia, en los que debían detallar los importes a recortar y de dónde saldrían.

Eso fue el 21 de agosto, y desde entonces no ha habido ninguna otra información al respecto, pese a que esos planes debían ser facilitados al departamento de Economía en el plazo de un mes —inicialmente se dijo una semana, pero el margen se amplió porque en pleno agosto no había personal disponible para elaborarlos—.

Cada vez que a la portavoz del ejecutivo, Meritxell Budó, se le ha preguntado en rueda de prensa por la concreción de los recortes, ha alegado que aún se estaba recopilando la información. Y pese a que el 10 de septiembre aseguró que los datos estarían disponibles "en los próximos días o semanas", siguen sin estarlo.

La oposición, a oscuras

Tampoco la oposición sabe de dónde se está recortando el famoso 6%. "Aún no nos han contestado cómo lo aplicarán o si ya lo están haciendo" aseguran en Catalunya en Comú Podem (CECP), y tampoco el PSC ha obtenido todavía respuesta a las dudas que plantearon en agosto, según explican fuentes socialistas. Los comunes entienden, de todos modos, que como el Gobierno ya anunció finalmente que abonaría los 875 millones que le debía al govern en concepto de anticipos, no haría falta aplicarlos, aunque cuando lo hizo, Economía reaccionó asegurando que ya no se estaba a tiempo de revertir el plan de contención.

La Generalitat, sin embargo, no aclara ahora si se están aplicando efectivamente los recortes ni a qué partidas están afectando. Fuentes de Economía admiten que ya se presentaron los planes de contingencia pero que ahora se está trabajando con las empresas públicas para ir decidiendo sobre la marcha "qué es prioritario y urgente" y qué gastos pueden esperar en cambio hasta enero. Las mismas fuentes apuntan que no habrá una "foto" definitiva hasta que se cierren las cuentas, y no se conocerá hasta que se presente la liquidación del presupuesto. Es decir, hasta bien entrado el 2020.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad