El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la reunión semanal del gobierno catalán

Quim Torra pospone sus recortes hasta después de la Diada

stop

Cinco semanas después de anunciar el cierre de caja anticipado y un recorte del gasto del 6%, el Govern sigue sin aclarar a qué partidas afectará el ajuste

Barcelona, 10 de septiembre de 2019 (17:01 CET)

Cuando, el 6 de agosto, el vicepresidente catalán y conseller de Economía, Pere Aragonès, dictó la orden de cerrar la caja de la Generalitat y aplicar un recorte del 6% del gasto hasta final de año, dio una semana a los departamentos y a las empresas públicas de la Generalitat para que presentaran sus planes de contingencia, en los que se concretaría a qué partidas afectaría el ajuste. Pero, cinco semanas después, el Govern sigue sin difundir esa información. 

Es cuestión de tiempo, eso sí. De hecho, la portavoz del govern, Meritxell Budó, aseguró este martes que el departamento de Economía "está acabando de recopilar la información", aunque siguió sin precisar cuándo se conocerá la información. Se limitó a apuntar que será "en los próximos días o semanas".

Pero, de momento, la patada hacia adelante en la concreción de los recortes sirve para evitar que el Govern tenga que dar cuenta de una medida tan espinosa en plenos preliminares de una Diada que ahora Junts per Catalunya (JxCat) y ERC se han volcado en apoyar y venden como el "anticipo" de esa cacareada respuesta unitaria a la inminente sentencia del juicio del procés que el independentismo trata de consensuar hasta ahora sin éxito.

Torra: sin concreciones

Pese a lo perentoria que parecía la aplicación del recorte cuando se anunció, el govern no ha hecho hasta ahora más que posponer la concreción del mismo. Aragonès, en su comparecencia en el Parlament a mediados de agosto para dar cuenta del ajuste, ya anunció que había prolongado el plazo para la elaboración de los planes de contigencia porque el encargo había pillado a buena parte del personal que debería elaborarlos de vacaciones.

Budó, ya a finales del mes pasadó, precisó que el plazo había pasado de ser de una semana a ser de un mes, de modo que vencía el viernes pasado. Es decir, justo al día siguiente de la conferencia con la que Torra se suponía que iba a fijar el rumbo del independentismo institucional para los próximos meses. Y ahora, se sigue dilatando, con lo que, casualidad o no, se evita cortocircuitar la Diada, que es lo que el govern quiere que ocupe esta semana el primer plano.

Recurso del govern Torra contra el Gobierno

Lo que no se dilató, en cambio, es el recurso de la Generalitat contra el gobierno español por el impago de 1.317 millones correspondientes a parte de la devolución del IVA de 2017 y a los anticipos en concepto de la mejora de la recaudación de 2019. Aragonès lo anunció en su comparecencia parlamentaria de agosto con el argumento de que si hubieran recibido esos recursos previstos por el sistema de financiación autonómica, no habría hecho falta el ajuste del 6%, y el goven lo presentó en la Audiencia Nacional el 2 de septiembre.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad