El grupo parlamentario del PSOE se prepara para la abstención

stop

Del total de 85 escaños, 23 se muestran favorables a impedir unas terceras elecciones, mientras que los representantes del PSC insisten en el 'no'

Manel Manchón

Javier Fernández, junto al portavoz en el Congreso de los socialistas, Antonio Hernando, antes de la reunión del grupo parlamentario este martes. EFE/Paco Campos
Javier Fernández, junto al portavoz en el Congreso de los socialistas, Antonio Hernando, antes de la reunión del grupo parlamentario este martes. EFE/Paco Campos

Barcelona, 04 de octubre de 2016 (17:22 CET)

Una reunión trascendente. El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, sabe que la máxima prioridad ahora es conocer la posición del grupo parlamentario en el Congreso. Y, tras un encuentro a puerta cerrada, durante más de tres horas, ha constatado que un buen número se inclina por dejar gobernar a Mariano Rajoy, lo que podría ser una preparación definitiva para la abstención.

En una larga conversación con todos ellos, en la que les ha pedido que sean "responsables" ante la difícil situación por la que pasa el partido, han pedido la palabra 26 diputados. Sólo tres de ellos, Rafael Simancas, Margarita Robles y Odón Elorza han rechazado investir al líder del PP.


Una tendencia interna

Eso no es definitivo, pero sí marca una tendencia interna, a partir de esas 26 intervenciones, para prever qué decisión puede tomar la gestora en los próximos días, y que deberá ser ratificada por un comité federal.

La consigna se repite entre la mayoría de diputados, y es evitar las terceras elecciones. Ahora bien, ¿cómo? Tampoco depende ahora estrictamente del PSOE, porque Mariano Rajoy, aunque entraría en una contradicción, podría no querer presentar de nuevo su candidatura al debate de investidura, y esperar que corra el tiempo para convocar, de forma automática, terceras elecciones.

El peligro que ve el PP es que ese grupo parlamentario se fragmente, y no pueda contar con un partido necesario para aprobar los presupuestos o las principales leyes en el Congreso.


¿Y el PSC?

Los diputados andaluces son los que con más contundencia han defendido que el PSOE no puede correr el riesgo de unas terceras elecciones, y que, por tanto, no le queda otra que la abstención. Uno de los más claros ha sido también el ex presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, o el ex secretario de organización del PSOE, el valenciano Cipriá Ciscar.

Ahora bien, a Javier Fernández le queda un trabajo intenso. El grupo muestra las mismas debilidades que los dirigentes territoriales en las últimas semanas: no se verbaliza claramente y en público que el PSOE se abstendrá. Se trata de eufemismos a la espera de que se calmen los ánimos, después del tenso comité federal del PSOE.

Ante esas posiciones favorables a impedir las terceras elecciones, hay que contar con los siete diputados del PSC, que se han mostrado totalmente en contra de facilitar la investidura a Rajoy. El PSC, que se encuentra en un proceso de primarias, no tiene fisuras en esa cuestión. Tanto el primer secretario, Miquel Iceta, como Núria Parlón, alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, han secundado el 'no', y Parlón, incluso, ha lanzado la posibilidad de votar diferente al PSOE, con la ruptura de la disciplina de voto.

La cuestión de fondo es cómo y de qué manera se propone formalmente la abstención. Los más afines a Pedro Sánchez mantienen su pulso, con el ex secretario general relegado a la quinta fila en la cámara parlamentaria.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad