Xavier Cima en el despacho que tenía en el parlamento catalán / CONVERGÈNCIA

El novio de Inés Arrimadas deja todos los cargos en Convergència

stop

El exdiputado convergente Xavier Cima lamenta que algunos le digan que es hijo de "colonizadores lingüísticos"

Barcelona, 13 de abril de 2016 (01:00 CET)

Xavier Cima se está divorciando de Convergència. El pasado otoño quedó fuera de las listas electorales de Junts pel sí y, por lo tanto, perdió su condición de diputado en el Parlamento catalán, que solo disfrutó dos años, de 2013 a 2015. La etapa le permitió conocer a su novia, Inés Arrimadas, actual presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos y líder de la oposición.

Hace unas semanas, Cima renunció a la presidencia de Convergència en la comarca del Ripollès (Girona) y, a través de las redes sociales, acaba de anunciar que también abandonará su acta de concejal del Ayuntamiento de Ripoll en el próximo pleno municipal. Desde las últimas municipales, era el tercer teniente de alcalde, responsable de las carteras de Empresa, Servicios y Sostenibilidad.

Cima todavía figura como consejero nacional del partido de Artur Mas, pero, sin cargos públicos, también perderá esta condición, según precisan fuentes de su partido. Cima era consejero nacional desde 2004, precisamente desde el mismo año que se hizo militante del partido.

Simple militante de base

El novio de Arrimadas será un simple militante de base de Convergència, pero no está nada claro que lo sea por mucho tiempo. En declaraciones a Diari de Girona, Cima confiesa que "decidiré si sigo vinculado o no" al partido de Mas después el próximo congreso, previsto para junio.

Cima asegura que su renuncia a los cargos políticos no tiene nada que ver con su relación con Inés Arrimadas. No solo se ha distanciado de Convergència sino también de Ripoll. Se ha establecido en Barcelona y ahora está estudiando Administración y Dirección de Empresas en la Universitat Oberta de Catalunya.

Defiende la 'estelada'

En el tramo final de la anterior legislatura, Cima defendió diversas posiciones independentistas. Por ejemplo, como diputado convergente argumentó que no se sancionase la colocación de la estelada en espacios públicos tal como defendían los grupos del PP y de Ciudadanos.

Ahora, Xavier Cima Ruiz carga contra los independentistas más radicales. A través de Twitter, lamentó que, a sus 38 años, "algunos me digan que soy hijo de colonizadores lingüísticos". "No vamos bien", concluye el novio de Arrimadas.

En otros mensajes de los últimos días, elogia el vino de Jerez y una versión instrumental de Entre dos aguas, del gaditano Paco de Lucía, dos referentes de la tierra de su novia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad