El Pacto por el Derecho a Decidir envía una carta a Rajoy para pedirle la consulta

stop

DEBATE SOBERANISTA

18 de julio de 2014 (16:59 CET)

La presión se intensifica. El President Artur Mas ha reunido este viernes al Pacto Nacional por el Derecho a Decidir para mantener el escenario de tensión con el Gobierno español. El Pacto, formado por entidades y partidos políticos, ha decidido enviar una carta al Presidente Mariano Rajoy en la que le reclama que permita la consulta del 9 de noviembre. Para ello se ampara en la sentencia del Tribunal Constitucional de marzo de 2014, sobre la declaración de soberanía del Parlamet.

En esa sentencia, sin embargo, lo que se fija es que existen un canales para poder ejercer el derecho a decidir, y que pasan por la reforma de la Constitución. Los partidos soberanistas lo interpretaron como un apoyo a la consulta, al entender que, más allá de las leyes, las instituciones se deben regir por los deseos democráticos de las mayorías.

Pulso para favorecer la consulta

Junto a la carta, el Pacto ha enviado también un manifiesto, firmado por las entidades, en el que se afirma que “Catalunya es una nación y toda nación tiene derecho a decidir su futuro político”. La idea de todos los presentes este viernes, reunidos en el Parlament, es reforzar la firmeza de las instituciones catalanas para mantener el pulso favorable a la consulta.

Y el ex presidente del Parlament, Joan Rigol, ha dado cuenta también del otro gran tema que Mas planteará a Rajoy: la financiación. Lo ha anunciado expresando “los problemas sociales que se están viviendo”.

El Gobierno pide a Mas que renuncie a la consulta

Pero el Gobierno español ve las cosas de muy diferente manera. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha considerado que Rajoy abordará con Mas todas las cuestiones, incluidas la financiación de la Generalitat, pero que Mas debería, previamente, renunciar a la consulta.

Teniendo en cuenta que Mas no puede satisfacer ese deseo, una vez ha recorrido un largo camino, la entrevista, que podría celebrarse a finales de la próxima semana, servirá para poca cosa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad