David Bonvehí (izquierda), presidente del Pdecat, y Carles Puigdemont, en una reunión en enero en Waterloo. Foto: Efe

El Pdecat enfría la opción de que Puigdemont sea candidato en Cataluña

stop

Bonvehí elogia al expresident como "líder" del independentismo, pero pronostica que solo se presentará si puede ser investido, algo fuera de su alcance

Economía Digital

David Bonvehí (izquierda), presidente del Pdecat, y Carles Puigdemont, en una reunión en enero en Waterloo. Foto: Efe

Barcelona, 24 de diciembre de 2019 (11:46 CET)

Con Junts per Catalunya (JxCat) amagando de nuevo con un Carles Puigdemont candidato a la presidencia de la Generalitat, el presidente del Pdecat, David Bonvehí, se ha encargado este martes de enfriar esa posibilidad. Lo ha hecho, eso sí, como se dirimen a menudo las cuitas entre el independentismo y, más concretamente, en el seno del mundo posconvergente, de manera más o menos subrepticia.

Bonvehí ha valorado el actual momento de Puigdemont, que ha ganado protagonismo a raiz de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la inmunidad de Oriol Junqueras, que establece que tanto Junqueras como Puigdemont y el exconseller Toni Comín debían haber sido considerados eurodiputados desde que el 13 de junio se proclamaron los resultados de las elecciones europeas del 26-M. Y que, en consecuencia, deberían de tener inmunidad desde esa fecha. 

El fallo no afecta directamente a la situación actual de Junqueras, al estar ya condenado en firme, pero sí a la de Puigdemont y Comín. Y en JxCat ya venden la posibilidad de un Puigdemont candidato en caso de que el president Quim Torra sea finalmente inhabilitado y haya elecciones anticipadas.

Elogios a Puigdemont y un recordatorio

Bonvehí, que lleva meses maniobrando para intentar que el Pdecat no sea fagocitado del todo por JxCat, salió este martes a la palestra a elogiar a Puigdemont, del que elogió su "tenacidad" y que consideró que se ha convertido en el "líder indiscutible del independentismo, sin menoscabo de la importancia también de Junqueras y del govern legítimo en prisión y en el exilio". 

El presidente del Pdecat, en declaraciones a EFE, consideró que el expresidente catalán es "desde hace tiempo" un líder "más de país que de proyecto político concreto", y que se está convirtiendo en un "símbolo de la democracia europea".

Ahora bien, por lo que respecta a la posibilidad de que Puigdemont sea candidato de JxCat en las próximas elecciones catalanas, y pese a admitir que es  "el principal activo" de JxCat y el Pdecat y que es el propio expresident quien deberá decidirlo, Bonvehí echó agua al vino: dijo tener la sensación de que no encabezará una candidatura sin la certeza de que "puede ejercer efectivamente de presidente de la Generalitat" en caso de ganar los comicios.

Si la afirmación de Bonvehí tiene su miga es porque ese, el de un Puigdemont que vuelva a presidir la Generalitat, es un escenario imposible, por más inmunidad que le confiera su condición de eurodiputado. Precisamente, porque para ser presidente debería aceptar el acta de diputado del Parlament, y en ese momento, tendría que renunciar al escaño europeo y al blindaje que comporta, por lo que no podría acudir a la investidura, que tiene que ser presencial.

Es decir, que llegado el caso, se repetiría la situación que ya se dio tras las últimas elecciones catalanas, las de diciembre de 2017, cuando Puigdemont ya amagó con ser investido a distancia pero el Tribunal Constitucional (TC) abortó esa posibilidad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad