El presidente del Pdecat, David Bonvehí, en el consejo nacional de la formación del 14 de diciembre de 2019. Foto: EFE/MP

El Pdecat se rinde a la marca de Carles Puigdemont

stop

El consejo nacional del Pdecat avala la propuesta de "transitar" hacia JxCat "bajo el liderazgo moral e indiscutible de Puigdemont"

Alessandro Solís

Economía Digital

El presidente del Pdecat, David Bonvehí, en el consejo nacional de la formación del 14 de diciembre de 2019. Foto: EFE/MP

Barcelona, 14 de diciembre de 2019 (17:16 CET)

Tras una votación con un apoyo del 85%, el consejo nacional del Pdecat ha acordado este sábado que la formación "transite" hacia un espacio más amplio bajo la marca de Junts per Catalunya (JxCat), la coalición electoral posconvergente que tiene como líder al expresident fugado Carles Puigdemont. Un total de 182 votos a favor, dos en contra y 28 en blanco fue el resultado de la consulta, que pese a todo no ha conseguido lo buscado por la vicepresidenta Míriam Nogueras: disolver el partido.

El presidente de la formación, David Bonvehí, ha reconocido el "liderazgo moral e indiscutible de Puigdemont" dentro de la marca electoral, que ya está presente en todas las instituciones pero que no tiene estructura de partido. "Una sola estructura, una sola marca" ha sido la apuesta de Bonvehí, según se desprende de sus declaraciones a los medios tras obtener los resultados del proceso participativo interno con la militancia para abordar la reordenación del espacio posconvergente.

Bonvehí ha intentado reordenar el Pdecat sin que ello implique desfigurar el proyecto ni la influencia del partido dentro de JxCat. No obstante, un sector crítico liderado por Nogueras provocó una enorme tensión en la cúpula de la formación esta semana, al promover en cambio firmar el acta de defunción del espacio. Ahora, la pelota está en el tejado de Puigdemont, los independientes de JxCat y la Crida Nacional per la República, el artefacto político del expresidente catalán.

Fuentes del Pdecat consultadas por La Vanguardia han explicado que ahora son los demás actores de JxCat los que deben dar un paso al frente y con prisa. En teoría, el nuevo espacio sustituirá a la coordinación actual. "Necesitamos un partido fuerte y único para abordar el futuro", dijo Bonvehí, que quiere conseguir una organización "efectiva" y homogénea del partido.

La disolución "no está sobre la mesa"

Desde el intenso congreso nacional de verano de 2018 se abrió el debate sobre cómo se debe integrar el Pdecat dentro del espacio de JxCat. Tras esta votación, Bonvehí no ha concretado cómo se llevará a cabo la integración ni ha precisado qué significa exactamente "transitar" hacia la marca de Puigdemont, pues ahora es momento de negociar con JxCat. En todo caso, el presidente de la formación heredera de CDC ha afirmado que la disolución de la misma "no está sobre la mesa" ahora mismo.

"JxCat va mucho más alla del Pdecat", ha dicho, pero tampoco "se puede entender a JxCat sin el Pdecat". En ese sentido, el partido debe "aspirar a ser una pieza clave dentro de JxCat", por lo que animó a la militancia a aportar todo "el bagaje y la historia" de la formación en favor del "proyecto amplio" que representa JxCat. "También nos debe preocupar nuestra herramienta y nuestro partido", dijo, añadiendo: "Siempre hemos puesto al país por delante del partido. Pero el país necesita un partido fuerte como el nuestro".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad