El candidato del PP a presidente del Gobierno, Pablo Casado; el presidente del PP de Canarias, Asier Antona (d) y la secretaria general, Australia Navarro, intervinieron este miércoles en Las Palmas de Gran Canaria en un encuentro con miembros de las lis
stop

El partido de Pablo Casado cree que los decretos aprobados por Pedro Sánchez son inconstitucionales

Anna Pujol

El candidato del PP a presidente del Gobierno, Pablo Casado; el presidente del PP de Canarias, Asier Antona (d) y la secretaria general, Australia Navarro, intervinieron este miércoles en Las Palmas de Gran Canaria en un encuentro con miembros de las lis

Barcelona, 04 de abril de 2019 (18:18 CET)

El PP ha recurrido ante el Tribunal Constitucional los decretos leyes sobre el permiso de paternidad y la regulación de los alquileres de vivienda. Estos decretos fueron convalidados el pasado miércoles en la Diputación Permanente, después de que el Gobierno de Pedro Sánchez los aprobara en los Consejos de Ministros de los "viernes sociales"

El partido de Pablo Casado ha asegurado que cuestiona la "extraordinaria y urgente necesidad" de aprobar dichos decretos, puntos que la Constitución marca como requisitos para aprobar decretos ley en periodo electoral. Desde el partido azul creen que estas dos nuevas normativas podrían ser inconstitucionales.  

En la sesión de este miércoles, el PP fue el único partido que votó en contra de los seis decretos que se validaron en esa sesión, alegando que ratificar esas medidas era facilitar "la campaña electoral" del PSOE.  Estos seis decretos fueron aprobados gracias al apoyo que Unidos Podemos, Pdecat, ERC, EH Bildu y PNV brindaron a los socialistas. La formación azul ha tachado esos decretos de "abertzales", por la presencia del grupo de Arnaldo Otegui entre los partidos que votaron a favor. 

Sánchez prefiere a Podemos frente a Ciudadanos

El PP ya había anunciado previamente que pensaba recurrir las medidas aprobadas por el Gobierno de Sánchez, que había definido varias veces como "decretazos electoralistas" durante sus actos de precampaña electoral. Ciudadanos, que previamente también se había mostrado contrario a Sánchez, votó según la conveniencia de las medidas: en contra del decreto del alquiler; pero a favor del de paternidad, el de "las medidas que protegen a los españoles del brexit" y el de la inversión del superávit de autonomías y ayuntamientos. 

Durante la sesión del miércoles, el gobierno de Pedro Sánchez mostró su afinidad a Unidos Podemos y a los partidos nacionalistas. Una preferencia electoral que el ministro de Fomento del PSOE, José Luís Ábalos, intentó negar originalmente, apostando por negociar con Ciudadanos, pero que finalmente ha sido reconocida por el propio ministro

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad