El PP se queda sólo y aprueba el aforamiento del rey Juan Carlos

stop

PROTECCIÓN DE LA CORONA

El Rey Juan Carlos firma su abdicación / EP

24 de junio de 2014 (12:55 CET)

Votación en la comisión de Justicia en el Congreso, pleno extraordinario este jueves, también en la cámara baja y votación en el senado la próxima semana. El proceso, tramitado de forma urgente, cierra la polémica y el Rey Juan Carlos, las reinas Letizia y Sofía, y la Princesa de Asturias quedarán aforadas, con protección legal para todas las causas civiles y penales contra ellos, que serán vistas, si se producen, por el Tribunal Supremo y no por ningún otro juzgado.

Pero en esa votación de este martes, el PP se ha quedado solo en la comisión de Justicia. El PSOE se ha abstenido, pese a voces autorizadas como la del ex presidente del Gobierno, Felipe González, que había defendido ese aforamiento, y había mostrado su incomprensión por las dudas del PSOE, que se han centrado más en el procedimiento que en el fondo del asunto.

En contra, se han pronunciado IU, PNV y Grupo Mixto, y se han abstenido el PSOE y CiU.

Sin posibilidad de enmiendas

El hecho es que este mismo jueves el PP ha forzado un pleno extraordinario en el Congreso para votar el conjunto de la norma, sin autorizar que se debata ni que se vote ninguna enmienda. Es una especie de lo tomas o lo dejas que el Gobierno ha querido presentar para aforar con toca celeridad al Rey Juan Carlos, después de su abdicación en su hijo Felipe, proclamado como Felipe VI.

Los distintos grupos han destacado ese proceso, al señalar que esa precipitación lo que consigue es levantar sospechas sobre la conveniencia del aforamiento.

Petición de debate sereno y riguroso

En el grupo socialista ha destacado la diputada Meritxel Batet, que ha rechazado sumarse a la ley de aforamiento, tras lamentar que se "evite el debate, función última del Parlamento, usurpando a la Cámara la posibilidad de deliberación". Según la diputada socialista, lo idóneo en este caso hubiera sido una ley orgánica, con “un debate sereno, riguroso y de calado”.

Batet también se ha referido a la necesidad de debatir si es necesario o no mantener tantos cargos aforados, una característica de España en relación al resto de países del entorno europeo.

Pero la diferencia entre lo aprobado ese martes en el Congreso y el aforamiento de los políticos es considerable. En el caso de los miembros de la familia real, éstos tendrán aforamiento para asuntos privados. En cambio, los parlamentarios y los ministros sólo lo tienen para asuntos penales mientras ocupan el cargo y los civiles que tengan que ver con su actividad pública.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad