La energía eólica ayudó a reducir la factura de la luz durante los primeros cuatro meses de 2018. Foto: Archivo
stop

La inflación aumenta el 2,3% en septiembre, impulsada por los elevados precios de la luz y del gasóleo para calefacción

Economía Digital

La energía eólica ayudó a reducir la factura de la luz durante los primeros cuatro meses de 2018. Foto: Archivo

Barcelona, 11 de octubre de 2018 (09:43 CET)

La factura de la luz dispara el índice de precios de consumo (IPC). Después de que el 12 de septiembre la luz llegara a su precio máximo anual, y ya avisados de que sus movimientos impulsan la inflación, el IPC registró en septiembre un crecimiento interanual del 2,3%, una décima más que en agosto.

En mayor medida la culpa la tiene la electricidad, pero en un segundo plano también está el precio del gasóleo para calefacción, informa el Instituto Nacional de Estadística (INE). La entidad se vio obligada a elevar una décima el dato avanzado en la recta final de septiembre, llegando ya a los 25 meses consecutivos de inflación positiva.

El precio de la luz alcanzó su cifra más cara en lo que va del año el 12 de septiembre, cuando se cobró a una media de 75,39 euros por el megavatio-hora (MWh), debido al mayor peso de los combustibles fósiles y el menor uso de las renovables. Fue la factura de electricidad más cara en 20 años.

La luz eleva los precios de consumo el 2,3%

Durante los pasados cinco meses la inflación española ha crecido por encima del 2%, con un avance del 0,2% en el mes de septiembre impulsado también por otros factores como el precio de la ropa, el calzado, los carburantes y los vehículos.

Por otro lado, el pasado mes bajaron los precios de los alimentos, especialmente de las frutas y las legumbres, y los carburantes subieron menos en septiembre de 2018 que en el mismo mes de 2017.

Pero, por lo general, los precios hoy son superiores en un 2,3% a los de hace un año. En julio y agosto, el dato se mantuvo estable en el 2,2%, pero con esta subida regresa a la misma cifra de junio y los precios alcanzan los máximos registrados en abril de 2017.

La inflación subyacente, sin los precios de la luz ni de los alimentos no elaborados, se mantuvo en el 0,8% en septiembre, con lo que se coloca 1,5 puntos por debajo del IPC general. El índice de precios de consumo armonizado (IPCA) también situó la tasa anual en el 2,3% en septiembre, una décima más que en agosto.

Hemeroteca

Economía Española
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad