El PSC arrincona a los 'díscolos' para que se vayan

stop

FUTURO SOCIALISTA

Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura./EFE/Marta Pérez

21 de enero de 2014 (21:25 CET)

Una agonía lenta, a no ser que se produjera un movimiento interno de gran envergadura que cuestionara la actual dirección del PSC, que, por ahora, no está organizado. Es lo que le espera a los diputados críticos del grupo parlamentario socialista, Marina Geli, Joan Ignasi Elena, y Núria Ventura, que han sido relegados como diputados rasos.

El grupo parlamentario decidió este martes que los tres diputados dejen de pertenecer a sus respectivas comisiones en la cámara catalana: Salut y Universidades e Investigación en el caso de Geli; Cultura, respecto a Elena, y la comisión de infancia y la secretaría de la comisión de control de la CCMA, en el caso de Ventura.

No podrán hacer preguntas parlamentarias, y pierden una parte de sueldo. En la práctica ello supone que no cuentan para el PSC, que prescinden de sus servicios como parlamentarios.

El proceso del Consell de Garanties

La decisión es la traslación en el grupo parlamentario de la salida de los tres diputados de la ejecutiva del PSC, como anunció, de forma cautelar, el Consell de Garanties del partido. Pero, pese a que todo eso ya supone un importante varapalo, no se quedará ahí.

El sector crítico consideró, tras conocer las decisiones del grupo en el Parlament, que el proceso se detiene con esas medidas. Pero el Consell de Garanties sigue su curso, y, según diversas fuentes de la dirección, la expulsión de los diputados se acabará produciendo. ¿Cuándo? El proceso es largo. Se podría alargar durante las próximas semanas.

¿Los acabará expulsando, ofreciendo una imagen que recuerda a los partidos del 'centralismo democrático'?

La imagen es fea, pero la dirección que encabeza Pere Navarro está dispuesta a asumirla. El partido debe caminar hacia “alguna dirección”, y hasta ahora la percepción es que navegaba siguiendo la estela de los partidos del bloque independentista, CiU y ERC.

El sector crítico, firme

El sector crítico no se da por aludido. Geli, Elena y Ventura ven inconcebible que se les expulse. Pero también son conscientes de que ha llegado la hora de la verdad. La separación del PSC en dos bloques, de diferentes dimensiones, podría estar cercana.

La dirección del PSC, por tanto, forzará la salida de ese sector crítico, identificado ahora con esos tres diputados, que han recibido el apoyo de veteranos ex dirigentes que en su día se encuadraron en el obiolismo. Los ignorará y los arrinconará en el Parlament, hasta que acaben siendo ellos los que se marchen.

¿Por qué? Fuentes de la dirección aseguran que no queda espacio. Que la votación del pasado jueves en el Parlament no versaba tanto sobre trasladar o no la consulta soberanista al Congreso, como respecto al proceso que ha iniciado el President Mas, secundado por ERC.Y el PSC “no lo quiere seguir”.

Geli, ¿la primera en caer?

El sector crítico sigue especulando con la creación de un amplio movimiento de izquierdas, que, de hecho, tiene la complicidad de ICV y de ERC. El líder de los ecosocialistas, Joan Herrera, lleva un tiempo haciendo referencia a la necesidad de buscar acuerdos desde la izquierda catalanista. De hecho es el único dirigente de izquierdas que sigue defendiendo los anteriores gobiernos del tripartito.

Pero los críticos del PSC siguen creyendo en su partido. Llevan toda la vida militando, y siguen buscando soluciones al encaje, tanto de Catalunya en España, como del PSC en el PSOE. Admiten, sin embargo, que esta vez podría ser el final.

Los tres diputados, no obstante, podrían no reaccionar de la misma manera. Marina Geli, la más veterana de los tres, podría ser la primera en entregar el acta de diputada, antes de que el Consell de Garanties acabe forzando su expulsión, según diferentes fuentes del PSC.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad