El PSC muda de piel y jubila a Nadal e Iceta

stop

Xavier Sabaté, Rocío Martínez y Jaume Collboni liderarán el grupo parlamentario

03 de septiembre de 2012 (21:13 CET)

El PSC iniciará el nuevo curso político con cambios importantes en la cúpula del grupo parlamentario en el Parlament. La ejecutiva socialista ha decidido, finalmente, un salto hacia adelante que supone dejar el PSC en manos de una nueva generación: Rocío Martínez-Sampere, hasta ahora portavoz del grupo socialista en la comisión de economía, será la portavoz adjunta, junto al nuevo portavoz del grupo, Jaume Collboni, que hasta ahora era diputado y portavoz del partido, responsabilidad que mantendrá.

Todo ello supone dejar en un segundo plano a Joaquim Nadal, presidente hasta ahora del grupo del PSC, y a Miquel Iceta, dos referentes históricos de un PSC que intenta mudar su piel y buscar un nuevo rumbo después de la indefinición de los últimos meses.

A Nadal, le sustituirá Xavier Sabaté, que fue conseller de Governació en el Govern de Pasqual Maragall. Nadal ocupará el cargo de vicepresidente segundo de la Mesa del Parlament, en lugar de Higini Clotas, que seguirá de diputado, un 'premio' que suelen hacer los partidos con sus dirigentes más veteranos o amortizados.

Iceta, portavoz del grupo parlamentario, dejará su lugar a Collboni, y podría figurar en las listas del PSC a las elecciones europeas del 2014. Por ahora presidirá la comisión de asuntos exteriores en el Parlament. Es otra manera de 'promocionar' a dirigentes que se consideran amortizados.

Desorientación o firmeza

Pero los cambios en el PSC, que dirige todavía sin directrices muy claras Pere Navarro, no obedecen sólo a criterios generacionales. Porque una de las grandes perjudicadas es Laia Bonet, que deja de ser portavoz adjunta del grupo parlamentario. Bonet ha impulsado la plataforma Ara Primàries, reclamando un proceso más transparente a la hora de elegir el próximo candidato o candidata a la Generalitat. Esas primarias se celebrarán este otoño y marcarán en gran medida el futuro del PSC.

¿Es un castigo a Laia Bonet? ¿Una vuelta también al pasado con Sabaté como presidente del grupo del PSC, el histórico hombre fuerte de los socialistas en Tarragona? ¿Una muestra de la desorientación del socialismo catalán?

Fuentes socialistas ven en los cambios decididos en la ejecutiva del PSC un proceso lógico, después del congreso del partido que eligió a Pere Navarro como primer secretario. Sabaté representa la conexión de la dirección del partido con el grupo parlamentario, porque Navarro no es diputado y debe ejercer su liderazgo desde fuera de la cámara catalana.

Y Martínez-Sampere y Collboni ya están ejerciendo, de hecho, desde hace meses, de portavoces de un nuevo PSC que, pese a sus contradicciones, busca liderar la política catalana sin caer en el terreno de juego nacionalista que ha marcado CiU desde 1980. La tarea es hercúlea, pero, según las mismas fuentes, “en algún momento se debe intentar el cambio”.

Influencia del PSOE

¿Será un PSC más alineado al PSOE, menos proclive a las reivindicaciones nacionalistas? Ese es, precisamente, el molde que quiere romper la nueva dirección del PSC, porque esa es la dialéctica que, a su juicio, practica tanto CiU, como ERC, e, incluso, ICV. Y el nuevo PSC quiere marcar un camino propio, identificable, catalán, pero sin sectores que puedan ser calificados en función de su mayor o menor fervor catalanista.

Pero, en todo caso, hay cambios importantes. El PSC no secundará, como partido, la manifestación independentista en la Diada, como ha dejado claro Pere Navarro, quien ha justificado los cambios en la dirección en la necesidad de “afrontar con energías la tarea de oposición”.

A pesar de posicionamientos claramente soberanistas, como el del todavía diputado Ernest Maragall, sobre el cual no se ha tomado todavía una decisión definitiva -rompió la disciplina de voto en el Parlament sobre el acuerdo de pacto fiscal- el PSC entiende que no es una fuerza política “por ahora” independentista. En la Diada habrá muchos socialistas, pero no como un bloque cerrado del PSC.

¿Se equivocan los socialistas catalanes? Después del 11 de septiembre, con la reunión pendiente entre el president Artur Mas y el presidente del Gobierno Mariano Rajoy para abordar la cuestión del pacto fiscal, comenzará una nueva etapa. En juego está si el movimiento independentista tendrá o no la fuerza suficiente para llevar a todos los partidos catalanes hacia un cambio histórico en las relaciones con el resto de España. Y si el PSC ha acertado o no con los cambios en su dirección.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad