El PSC se planta y no acudirá a la nueva cumbre sobre el Derecho a Decidir

stop

ESTRATEGIA NACIONALISTA

Navarro y Balmón./EFE/Alejandro Garcia

18 de junio de 2013 (19:49 CET)

El PSC ha tomado una decisión. La ha ido adoptando sobre la marcha en las últimas semanas, y el resto de fuerzas políticas lo sabían. Los socialistas catalanes abandonan un camino que habían considerado incierto, pero que deseaban iniciar, para poder establecer aquella máxima de la prueba del algodón. Y consideran que el tiempo les ha dado la razón.

El PSC no estará en la nueva cumbre del Pacto Nacional sobre el Derecho a Decidir que el Govern ha convocado para el 26 de junio junto a un total de 25 entidades de la sociedad civil y los partidos que apoyan la consulta soberanista, liderados por CiU y ERC, que arrastran todavía a ICV.

Estructuras de estado

El portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena, aseguró este martes que no se cumplen las condiciones que había pedido su partido, y que se basan en la exigencia de que no se pida un referéndum para dar voz a los ciudadanos, pero al mismo tiempo se constituyan “estructuras de estado”.

Pero fuentes de la dirección del PSC van más lejos y consideran que la cumbre que convocó este martes el conseller de Presidència, Francesc Homs, “sólo trata de socializar el fracaso de Artur Mas”.

Problemas internos

La dirección del PSC admite que puede tener serios problemas internos, porque diferentes sectores del partido consideran que desmarcarse de esas cumbres, del proceso del Derecho a Decidir es un “grave error”. Entienden esos sectores, enmarcados en el ala más catalanista, que el PSC no puede quedar arrinconado y que debe mantener una posición más abierta para ser una fuerza política central en Catalunya.

La decisión, sin embargo, está tomada, con todas las consecuencias. El PSC considera, además, que su posición creará un conflicto en el seno de CiU. Y es que Josep Antoni Duran Lleida hizo de la presencia del PSC en el proceso una cuestión política central. También creará problemas en ICV, que mantiene serias discrepancias con CiU y ERC pero cree que debe seguir participando en esas cumbres.

Nueva etapa


El conseller Homs aseguró que activaba de nuevo el Pacte Nacional para desarrollar el concepto del “derecho a decidir fruto del diálogo”.

La cuestión es que la decisión del PSC abre una nueva etapa política. Diferentes dirigentes de Convergència ya han dado por amortizados a los socialistas catalanes, pero para Unió es una pieza central del tablero catalán.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad