La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante el debate del estado de la ciudad

El PSOE de Madrid niega a Carmena los presupuestos municipales

stop

Madrid deberá prorrogar las cuentas de 2016 hasta que se despejen las nuevas negociaciones y se une a Barcelona en la interinidad presupuestaria

Madrid, 27 de diciembre de 2016 (12:13 CET)

El PSOE de Madrid ha anunciado este martes que no apoyará los presupuestos del gobierno municipal, encabezado por Manuela Carmena, al no conseguir que se incorporen todas las enmiendas del grupo. Quiere que se elabore un nuevo proyecto negociado.

La portavoz municipal de la formación, Purificación Causapié, ha informado esta mañana a la regidora madrileña sobre el "no" de su partido a las cuentas para 2017 porque "no son los presupuestos que Madrid necesita" y porque es necesario un "cambio de rumbo" en algunas políticas.

El PSOE ha pedido un nuevo proyecto de presupuestos a la junta de gobierno local. El actual es "rígido" e "impide incorporar las enmiendas del PSOE en su totalidad". En el último proceso de negociación se habían admitido 68 millones de los 131 presentados en enmiendas por el PSOE-M y 13 de los 30 en inversiones financieras sostenibles.

Las cuentas de 2017 podrían estar listas, según Causapié, a mediados de febrero y hasta entonces deberían prorrogarse las de 2016. La portavoz socialista ha señalado que un nuevo proyecto de presupuestos "permite mover el dinero entre secciones y áreas".

Empleo, eliminación de copagos en las ayudas a domicilio, un bono cultural, un nuevo modelo de urbanismo, viviendas públicas y rehabilitación de viviendas, mayor descentralización, mejoras en la limpieza y la movilidad son algunas de las propuestas que el PSOE-M quiere ver reflejadas en el nuevo proyecto, en el que también pretenden impulsar mecanismos para garantizar la ejecución.

El PSOE deja solo a Podemos

Madrid, se une, de este modo, a la interinidad presupuestaria de Barcelona. En la Ciudad Condal, Ada Colau vio como la oposición rechazaba los presupuestos municipales. El voto contrario provoca que la situación deba dirimirse ahora en una moción de confianza, donde Colau deberá mediar los apoyos reales con los que cuenta para seguir gobernando.  

La caída de las cuentas municipales de Madrid entronca también con la aproximación del PSOE al Partido Popular. Ambas formaciones avanzan en distintos pactos a escala nacional. Ya se pusieron de acuerdo para retirar la reforma de la ley de enseñanza y acordaron el techo de gasto para 2017 –antesala de los presupuestos generales—. La formación conservadora respalda a los socialistas en las comunidades autónomas donde Podemos retiró los apoyos.  

La nueva relación del PSOE y Podemos se activó con la salida de Pedro Sánchez. El antiguo secretario general socialista fue el propulsor del pacto que permite a Carmena gobernar en Madrid.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad