El PSOE gobernará Navarra con ayuda de nacionalistas y Bildu. EFE

El PSOE gobernará Navarra con la ayuda de Bildu

stop

Navarra contará con un nuevo cuatripartito si consigue la abstención de EH Bildu en la investidura

Barcelona, 05 de julio de 2019 (14:19 CET)

El PSOE volverá a gobernar en Navarra con un cuartipatito. Los socialistas gobernarán en esta legislatura con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra después de cerrar este viernes un acuerdo para investir a María Chivite gracias, fundamentalmente, a la abstención de EH Bildu.

Fuentes de los partidos firmantes del acuerdo, que prácticamente se cerró el pasado jueves, lo han calificado como "ambicioso y centrado en las personas" para gestionar la Comunidad Foral "desde la lealtad institucional", según recoge El Mundo.

Las cuatro fuerzas no sumarían mayoría absoluta, por lo que la abstención de los siete parlamentarios de EH Bildu es fundamental para que el ganador de las elecciones, el foralista Javier Esparza, de la plataforma Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos) no sea alternativa. 

Sobre la abstención del partido abertzale, todavía no confirmada, Chivite ha sido clara: "Hemos acordado con los que queríamos acordar” y “el resto de formaciones sabrá qué quiere hacer, no vamos a entrar ahí”. Sus palabras presionan a Bildu, que ya anticipó que no otorgaría su apoyo a Chivite si no negocian directamente con ella.

El documento que refleja el acuerdo contiene casi 70 páginas, pero no ha sido hecho público todavía. Está previsto que el contenido se conozca en la tarde de este viernes y que se apruebe definitivamente por las bases de cada una de las formaciones

Las incógnitas del PSOE en Navarra

Queda por ver cuál será el  modelo de gobierno y el organigrama, dos aspectos que se seguirán trabajando después de Sanfermines. De momento, hay discrepancias: el PSOE prefiere un gobierno en solitario que se mantenga con un acuerdo de legislatura con las otras tres fuerzas; Geroa Bai se mantiene en que el acuerdo "solo puede ser posible" con una coalición y participación directa dentro del Ejecutivo.

La otra incógnita es qué hará la dirección federal del PSOE. Parece que este organismo, que tiene la última palabra en los pactos autonómicos, dará el visto bueno, ya que el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, puso recientemente como condición la exclusión de EH Bildu en participación del Ejecutivo navarro.

El calendario previsto marca que la investidura se llevará a cabo en la segunda quincena de julio. El paso previo será una nueva última ronda de contactos por parte del presidente del Parlamento de Navarra, el nacionalista Unai Hualde.

Hemeroteca

PSOE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad