El puerta a puerta ideológico cuesta el embargo a la ANC

stop

La Agencia de Protección de Datos sancionó a la entidad independentista por la elaboración antes del 9N de la "gigaenquesta"

Jordi Sànchez, presidente de la ANC, en un acto realizado en Barcelona. / EFE

Barcelona, 09 de febrero de 2017 (12:49 CET)

El presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, ha confirmado a través de las redes sociales que el Estado ha embargado a esta entidad independentista por un importe de 246.000 euros. Parafraseando a Artur Mas, Sánchez ha manifestado en un mensaje de Twitter que "nos quieren derrotados, pero nos mantendremos de pie y firmes. Votaremos y ganaremos".  

Aunque no precisó el  motivo del embargo, hace unos días transcendió que la Audiencia Nacional ha rechazado los recursos de la ANC por la sanción de 200.000 euros que se le impuso por vulnerar la ley de protección de datos. La Audiencia Nacional también rechazó los recursos de Ómnium Cultural, que fue sancionada con 200.000 euros, por los mismos motivos. Esta última entidad, presidida por Jordi Cuixart, no ha anunciado que haya recibido ningún embargo.  

La Agencia de Protección de Datos sancionó a Ómnium y la ANC por la elaboración antes de la consulta de 2014 de la llamada gigaenquesta, un sondeo en el que se preguntó por la orientación ideológica a miles de catalanes. La ley de protección de datos prohíbe preguntar por la ideología.  

Hacienda sometió el año pasado una inspección fiscal a la ANC por la que esta entidad tuvo que pagar 176.000 euros. Además, también pago 83.000 euros a la Agencia de protección de Datos. Estas sanciones provocaron que la ANC cerrara el ejercicio de 2016 con un déficit de más de 130.000 euros. Desde la ANC se asegura que no pagaran las sanciones porque no disponen del importe que se les reclama. De disponer de este dinero, anuncian que ya lo habrían invertido en campañas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad