El Supremo abre la vía para condenar a la ex cúpula de urbanismo de BCN en el 'caso Hotel Palau'

stop

El tribunal tumba la sentencia dictada por la Audiencia porque se obviaron pruebas

Gabriel Trindade

De izquierda a derecha, Millet; Montull y la antigua cúpula de urbanismo del Ayuntamiento, en la Audiencia de Barcelona. EFE/Toni Garriga
De izquierda a derecha, Millet; Montull y la antigua cúpula de urbanismo del Ayuntamiento, en la Audiencia de Barcelona. EFE/Toni Garriga

en Barcelona, 23 de marzo de 2015 (15:54 CET)

La sentencia del caso Hotel Palau no es válida. El Tribunal Supremo ha tumbado la resolución que impuso la Audiencia de Barcelona y ordena a los mismos jueces que dicten una nueva pero esta vez sin obviar documentación de la causa. La decisión abre la vía para imponer penas contra la ex cúpula de urbanismo bajo mandato del alcalde socialista, Jordi Hereu. Los cargos municipales fueron absueltos, mientras que el ex patrono de la entidad, Félix Millet, recibió una condena de un año de cárcel.

El Supremo indica que la Audiencia cometió dos omisiones graves al no valorar la tramitación del Plan de Mejora Urbana en el que estaba incluido el hotel de lujo y al no pronunciarse sobre la acusación que formuló el fiscal respecto a la existencia de un acuerdo previo entre los acusados para la firma de los convenios sin publicidad.

El altro tribunal señala que los magistrados barceloneses cometieron "un error patente" al no tener en cuenta la titularidad de las fincas que iban a destinarse a la construcción del hotel. Así, el alto tribunal explica que la Audiencia tendría que haber explicado por qué decidió dar mayor credibilidad a las declaraciones de los testigos de la vista oral que a los documentos que obraban en la causa.


Condenas inciales

La sentencia inicial absolvió al ex concejal de Urbanismo, Ramón García-Bragado; al ex gerente de este área, Ramón Massaguer: al ex responsable de los servicios jurídicos del Consistorio, Enric Lambies; y al arquitecto del proyecto fallido, Carlos Díaz.

Por el contrario, Millet, y su mano derecha, Jordi Montull, fueron condenados a un año de prisión por tráfico de influencias. Además, al primero le impusieron una multa de 3,6 millones de euros y al segundo de 900.000 euros. El fallo concluyó que los dos responsables quisieron impulsar el hotel "movidos por el ánimo de obtener un beneficio económico", pero no consideró acreditado que la excúpula de Urbanismo supiese esta intención lucrativa de Millet y Montull.

La investigación

La causa del Hotel del Palau es una derivada del caso Palau, que afecta a la financiación irregular de Convergència Democràtica de Catalunya y que aún no se ha juzgado.

Millet, ex presidente del Palau, y Montull, estaban acusados de apropiarse de 900.000 euros de comisión por una operación irregular que iba a permitir a la hotelera Olivia Hotels construir un establecimiento de lujo al lado del recinto modernista mediante un complejo cambio de permutas urbanísticas. La firma debía pagar 3,6 millones al Palau y 5 a la Generalitat. El estallido del caso abortó la construcción del establecimiento. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad