En España hay 100.000 ludópatas

stop

Codere reconoce que el problema se agudiza entre los menores de 25 años adictos al juego online

Uno de los salones de juegos de Codere.

Barcelona, 02 de abril de 2016 (01:00 CET)

La mayoría empieza con expectativas de ganar dinero. Otros ni tan siquiera eso. Escapar de la rutina, una dosis de adrenalina, salir del aburrimiento o el afán por competir a todas horas son otros motivos para iniciarse en el juego. El sector genera 40.000 puestos de trabajo y mueve hasta 6.000 millones de euros al año, pero tiene una cara oscura: en España hay 100.000 adictos a los juegos de azar.

Un grupo de investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid determinan el alcance del problema: "La mayor preocupación se concentra en este momento en Internet". "Los jugadores online juegan cada vez con más frecuencia, le dedican unos 45 minutos al día", añaden. Los jóvenes son los más vulnerables, especialmente los varones menores de 25 años.

Sin embargo, el problema se siembra antes. "Ya hay indicios de juego en menores de edad", advierte Francisco Javier Ruiz, del departamento de Ciencia Política y Sociología de esta universidad. "Es como el acceso al porno, basta con decir que tienes más de 18 años y ya está", sentencia.

Por debajo de Estados Unidos

El equipo de docentes ha contado con el apoyo financiero de la multinacional española Codere. Según las estadísticas recogidas, el índice de usuarios con problemas es menor al de Estados Unidos y los países asiáticos. "Está a un nivel algo inferior que el de Suecia, Nueva Zelanda, Canadá, Alemania, Noruega o Gran Bretaña".

Existe la teoría extendida de que la crisis económica ha incrementado el volumen de adicción en los hogares españoles. "Sólo la Lotería de Navidad, El Niño, el Euromillón y la ONCE son atractivos para estas personas, obviamente para buscar un golpe de suerte", ilustran. En el resto, sólo el bingo registra un porcentaje superior del normal. "La motivación es la evasión", aclaran.

El crecimiento del juego online

En internet, el rey es la apuesta deportiva. El 57% de los jugadores reconoce haber apostado dinero en alguna de la amplia oferta de portales que existe en los últimos tres meses. Tras Sportium, Bwin, Betfair y compañía aparecen la Primitiva (42,2%) y el póquer (35,8%). El incremento no llega sólo gracias a las agresivas promociones que realizan las compañías, también viene de la mano del mayor dominio de las herramientas de los ciudadanos. "Hace cinco años, los usuarios eran todos menores de 45 años, hoy quizás la barrera ya está en cincuenta", ilustra Ruiz.

"Es lógico el incremento, viene de la mano del cierre de los hipódromos o los bingos", compara el investigador. "Los usuarios de este tipo de eventos han ido menguando, pues su media de edad era muy alta", sentencia.

Según informan las plataformas autorizadas por la Dirección General de Ordenación del Juego, el gasto medio por persona osciló entre 60 y 70 euros en diciembre de 2014. A falta de las cifras de 2015, serían hasta 840 euros anuales. Casi 370 euros más al año que en 2012. Según se recoge en el estudio Percepción Social sobre el juego de azar en España 2015, el 18,3% de los jugadores son calificados de "problemáticos".   

100.000 personas con problemas

Según el método de análisis DSM-IV (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) hay unos 100.000 personas adictas al juego. El procedimiento se creó para diagnosticar clínicamente la patología del juego y engloba al 0,4% de los españoles de entre 18 y 75 años.   


Otro índice, el PGSI (Problem Gambling Severity Index) rebaja el problema y cifra los ciudadanos con problemas en 30.000. Una cifra que se eleva exponencialmente "entre aquellos jugadores cotidianos y semanales".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad