Marta Rovira, en primer plano, en el Parlament de Cataluña, en una imagen de archivo. Foto: EFE/AE

ERC admite las horas bajas del independentismo a 48 horas de la Diada

stop

Marta Rovira apela a recuperar consensos independentistas pero avisa a JxCat: "ERC no comprará llamadas a falsas unidades con voluntad propagandística"

Barcelona, 09 de septiembre de 2019 (10:58 CET)

A apenas 48 horas de la celebración de la Diada, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha lamentado que el independentismo esté instalado en el intercambio de reproches, especialmente entre Junts per Catalunya (JxCat) y su propia formación.

"¿Cómo puede ser que el movimiento independentista no tenga una propuesta consensuada de cara a la  Diada?", se ha preguntado Rovira en una entrevista en Catalunya Ràdio. "Si no evitamos los reproches, no somos atractivos", ha admitido.

Rovira ha insistido en la necesidad de que el soberanismo recupere la unidad perdida, aunque ha admitido la dificultad que conlleva. "El problema del independentismo es que sus actores políticos y sociales no se ponen de acuerdo entre ellos en qué hay que hacer políticamente para solucionar el conflicto", ha diagnosticado.

La dirigente instalada en Suiza entiende que no basta con acabar con el fuego cruzado entre Esquerra y sus socios de JxCat en el govern de Quim Torra, sino que es necesario reconstruir una relación de "complicidad y lealtad" entre ambas formaciones. Y, en ese sentido, ha lanzado una advertencia a los posconvergentes: "Esquerra no comprará llamadas a falsas unidades con voluntad propagandística, ni debatiremos propuestas en las que no se profundice".

La número dos de Oriol Junqueras, que hace dos  fines de semana ejerció de anfitriona en la cumbre que, con presencia de Torra y de Carles Puigdemont, el independentismo celebró en Ginebra, aboga por una respuesta transversal a la sentencia del juicio del procés. 

Se trata, ha dicho, de construir "una gran liga" integrada por partidos, entidades y sindicatos que opere desde las instituciones, la calle y también en el ámbito internacional. Eso sí, sin añadir "más presión al govern de la Generalitat". La respuesta, por tanto, "ha de ser de todo el marco institucional democrático en Cataluña", recomienda. Es decir, que, para Rovira, tiene que incluir a ayuntamientos y diputaciones. 

Rovira, además, ha reconocido que el 1-O "no tuvo suficiente legitimidad", por lo que aboga por trabajar para la celebración de otro referéndum e insiste en la vía del diálogo para conseguirlo. "El 1-O lo construimos para que tuviera toda la legitimidad democrática, pero nos fallaron muchas cosas", ha concedido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad