El portavoz de ERC, Sergi Sabrià. EFE/ Marta Pérez

ERC celebra con ironía el lanzamiento de la Crida Nacional

stop

Sergi Sabrià (ERC) celebra la "buena noticia" de la fundación de la Crida y la "reorganización del espacio postconvergente"

Barcelona, 28 de octubre de 2018 (18:42 CET)

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), beneficiada, según el CIS, de la fuga de electores del Pdecat, celebró con ironía el lanzamiento de la Crida Nacional per la República, el nuevo partido de Carles Puigdemont.

El presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, celebró la "buena noticia" del proyecto de Puigdemont y se refirió a la reorganización del "espacio posconvergente" en alusión a sus divisiones.

"Ayer vimos cómo el espacio poscovergente se reorganizaba, y el Pdecat y Junts per Catalunya se unían bajo la bandera de la Crida", afirmó, irónico, Sabrià, poniendo el dedo en la llaga, puesto que la dirección del Pdecat ya enfrió la posibilidad de diluirse en la Crida. El presidente del partido, David Bonheví, ya marcó distancias con el líder huido.

ERC: Con la Crida es posible una "estrategia unitaria"

La Crida de Puigdemont tiene vocación de unir al soberanismo, pero en realidad solo ha captado principalmente a asociados y cuadros secundarios del Pdecat, mientras que ERC se desmarcó por completo. 

"Si tenemos el espacio de la derecha y centroderecha organizado, una Esquerra fuerte en el espacio del centroizquierda y la socialdemocracia y la CUP hace su trabajo en el espacio que le corresponde, (los soberanistas) seremos más fuertes", manifestó Sabrià. Cuando dijo 'derecha y centroderecha', se refería directamente a la Crida.

Con este panorama los republicanos confían en que, con cada partido ocupando su espacio, pueden ya "ir todos a la urna" sin necesidad de "pisarnos entre nosotros". Están "más preparados", aseguró Sabrià, quien consideró que la estrategia unitaria está hoy "más cerca que ayer".

Puigdemont presentó su partido hecho a su medida este sábado en una convención multitudinaria en Manresa (Barcelona). Vía vídeoconferencia, el ex president fugado prometió un partido desobediente. También participaron de la fundación el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el líder de la ANC, Jordi Sànchez, con una carta desde la cárcel.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad