Ernest Maragall, actual candidato a la alcaldía de Barcelona por ERC, con la consejera Ester Capella cuando el primero todavía era miembro del gobierno de Quim Torra. /EFE/MP

ERC fracasa con su decreto estrella para tumbar a Colau

stop

La Generalitat aprueba, a instancias de ERC, un decreto para limitar el precio de los alquileres que une en su contra a todos los agentes del sector inmobil

Josep Maria Casas

Economía Digital

Ernest Maragall, actual candidato a la alcaldía de Barcelona por ERC, con la consejera Ester Capella cuando el primero todavía era miembro del gobierno de Quim Torra. /EFE/MP

Barcelona, 21 de mayo de 2019 (21:00 CET)

ERC compite con la alcaldesa Ada Colau por limitar el precio del alquiler de pisos en Barcelona. La Generalitat aprobó este martes, a instancia de la consejera de Justicia, la republicana Ester Capella, un decreto ley para contener los alquileres que no gusta a nadie. Ni siquiera al Sindicat de Llogaters, principal defensor de la bajada de precios, que lo califica de “cortina de humo electoralista”.

La consejera Capella se ha puesto en contra a todo el sector inmobiliario: a la patronal de propietarios, Cámara de la Propiedad Inmobiliaria, administradores de fincas, APIs e, incluso, al principal sindicato de inquilinos que lucha por parar la escalada de precios del alquiler. Curiosamente, todos coinciden en que nadie les ha consultado el decreto, que consideran electoralista.

Los republicanos han intentado quitar la bandera de la vivienda a la alcaldesa Colau cuando faltan cinco días para las elecciones municipales. Sin embargo, pese a la escasa concreción del decreto, solo han conseguido que todos los agentes del sector de la vivienda estén en contra.

Antes de su aprobación, la Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) advirtió que, fijar un precio máximo al alquiler, puede desincentivar la oferta y favorecer un alineamiento al alza de los precios. O sea, puede provocar los efectos contrarios a los deseados: que haya menos pisos de alquiler en el mercado y que sus precios se igualen por la parte alta.

Montserrat Junyent, presidenta de la Federación de Asociaciones de Empresarios Inmobiliarios (Fadei), indica que todas las administraciones públicas deberían implicarse en "un plan de vivienda que no sea cortoplacista, ni populista ni electoralista”.

Junyent recuerda que la limitación prevista en el decreto se basaría en el índice de referencia de precios de alquiler, un indicador que no tiene en cuenta las condiciones de la vivienda –como puede ser la orientación, la luz, altura, si está reformado, amueblado…– que pueden justificar notables diferencias de precio.

Disminuirá la oferta

Òscar Gorgues, gerente de la Cámara de la Propiedad Urbana de Barcelona, advierte que limitar el precio del alquiler disminuirá la oferta. Se paralizarán las inversiones en vivienda. Recuerda que estas limitaciones no han funcionado en las grandes ciudades alemanas ni tampoco en París, donde se registra una escalada de precios superior a la de Barcelona.

Gorgues insiste en que la solución pasa por generar más vivienda. Clama contra “el mantra de los pisos vacíos”. Incluso un estudio del Ayuntamiento de Barcelona puso en evidencia que no hay tantos pisos vacíos: solo detectaron 3.609 en 17 barrios, que representa un 1,52%. El concejal de vivienda, Josep Maria Montaner, consideró hace un año que este porcentaje es extrapolable al conjunto de la ciudad.

Lorenzo Viñas, gerente del Colegio de Administradores de Fincas de Barcelona y Lleida, apunta que se reducirá la oferta de pisos en alquiler. Si se limitan sus precios máximos, muchos propietarios optarán por venderlos en vez de alquilarlos.

Viñas añade que esta norma comportaría inseguridad jurídica, afectaría a la libre competencia y, encima, reduciría la oferta.

Gorgues y Viñas recalcan que el prototipo de propietario inmobiliario en Barcelona (casi el 90%) solo tienen uno o dos pisos. Y que son muy sensibles a los cambios de normativas.

“Esto es humo”

Una portavoz del Sindicat de Llogaters pronosticó que el decreto aprobado por la Generalitat embarrancará en el parlamento catalán. “Esto es humo”, enfatizó.

Pese a que defienden la regulación del alquiler, en un comunicado critican que el decreto se hizo “a toda prisa y a pocos días de unas elecciones municipales”. Indican que sería “inaceptable” que se tratase de “una maniobra electoralista”, que se “quedase en el cajón” por discrepancias en el interior del gobierno catalán o entre los partidos.

Dentro del gobierno catalán hay diferencias sobre la regulación de los alquileres. El decreto lo ha impulsado la consejera de Justicia, de ERC, porque se incluirá en el derecho civil catalán. No obstante, el consejo de Territorio y titular del ámbito de vivienda, Damià Calvet (Pdecat), no comparte muchos de los planteamientos de Capella. Las diferencias aflorarán probablemente durante la tramitación parlamentaria.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad