El líder de la nueva formación de Más País, Íñigo Errejón, en una imagen de archivo. Autor: EFE

10-N: Errejón se ofrece como socio de un futuro gobierno progresista

stop

El líder de Más País, Íñigo Errejón, asegura que no antepondrá las siglas a los intereses del país

Economía Digital

El líder de la nueva formación de Más País, Íñigo Errejón, en una imagen de archivo. Autor: EFE

Barcelona, 29 de septiembre de 2019 (10:51 CET)

La repetición de las elecciones generales, que se celebrará el próximo 10 de noviembre (10-N) cuenta con un nuevo factor: Más País. Tras meses de incertidumbres políticas entre el PSOE y Unidas-Podemos, el partido de Íñigo Errejón ha entrado en el tablero político que pretende ser el "pegamento del bloque progresista". Y, si ayer recibía un recado de Pablo Iglesias, este domingo ha sido su turno: "Vamos a poner por delante los intereses del país a los de las siglas".

En una entrevista concedida a El País, Errejón ha asegurado que por el momento buscan alianzas entre las formaciones territoriales que han dado la espalda al líder de Podemos, Pablo Iglesias. Tiene por delante el reto de construir una candidatura en menos de 45 días, “evitar la abstención” y presentarse en el mayor número de circunscripciones.

Pese que al principio parecía que la nueva formación de izquierdas solo se presentaría en Madrid, Errejón ha matizado constituirán un comité electoral para decidirlo: "Con un criterio político. Queremos ser la fuerza que sirva de pegamento del bloque progresista. Solo debemos ir allí donde sumemos". 

Objetivo: un "gobierno progresista"

El líder de Más País ha añadido que se presentarán "donde el sistema electoral es proporcional o semiproporcional, es muy probable que concurramos para sacar al votante progresista de la abstención". Por lo tanto, no descarta ciudades emblemáticas como Barcelona: "Mucha gente nos está escribiendo muy ilusionada. Creo que hay posibilidades electorales". De momento los sondeos advierten que la irrupción de Errejón puede fragmentar el voto de la izquierda

En cuanto a las diferencias pragmáticas que les separan de Unidas-Podemos, Errejón explica que "tenemos que elaborar un programa". El líder de la nueva formación admite que "somos herederos de una experiencia de Gobierno en Madrid. Anticipamos algo revolucionario al decir que vamos a poner por delante los intereses del país a los de las siglas", ha subrayado.

Errejón ha asegurado que prevé un "buen resultado" con el objetivo de conseguir un "gobierno progresista": "Nuestros escaños son para un Gobierno progresista. Hay quien se ha preguntado si eso significa que son gratis. No lo son, están supeditados a un objetivo político, no de siglas". 

El último sondeo de Sondaxe, publicado por La Voz de Galicia, les otorga a los nuevos 19 escaños aunque es cierto que otros sondeos les dan una decena. Lo que está claro es que la implosión de Podemos es una realidad y puede desencadenar más escisiones, de hecho, en Andalucía, la líder de la formación, Teresa Rodríguez, ha comunicado que en Andalucía quieren una "marca propia", aunque de momento acudirán al 10-N con Podemos. 

Alianzas con el PSOE

Pese a proponer en su momento un pacto a Ciudadanos para impedir la entrada de Vox en Madrid, Errejón ha advertido que en el Parlamento español "va a haber una mayoría progresista, no hay ninguna encuesta que diga lo contrario. Si el PSOE quiere la abstención de [Albert] Rivera o [Pablo] Casado, será un camino incompatible con nosotros".

Preguntado por su relación con el líder de Podemos, Errejón ha sido tajante: "No tiene sentido pedirle a todos los líderes políticos que sean amigos. Esto no es Gran Hermano. No puedo prometer que me lleve bien con toda la gente con la que llegue a acuerdos, pero sí que, por encima de mis tripas, pondré la necesidad de que haya acuerdo progresista".

La cuestión catalana

La creciente tensión que se está viviendo en Cataluña, agitada por las detenciones de siete miembros de los Comités de Defensa por la República (CDR) acusados de terrorismo y en prisión preventiva​, podría tener un impacto en la campaña del 10-N. Preguntado por la cuestión catalana y la solución al conflicto, Errejón ha asegurado que "tiene que haber un gran acuerdo nacional catalán que sea refrendado, consultado a la ciudadanía y después aprobado": "El orden de los factores en este caso sí altera el resultado. Se han roto muchísimos puentes y no se van a recomponer en un mes. Tampoco con sentencias", ha concluido. 

Los expertos analizan en el podcast de La Plaza la situación de ERC y la creciente tensión en Cataluña

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad