Pedro Sánchez./ EFE

España destina a sus empresas menos ayudas que sus socios europeos

stop

Las medidas fiscales del gobierno de Pedro Sánchez ante la pandemia de coronavirus son muy inferiores a las de los grandes países de la UE

Madrid, 05 de septiembre de 2020 (11:33 CET)

España es uno de los países más golpeados por el coronavirus y, sin embargo, frente a sus socios europeos, es de los países que menos herramientas ha destinado a ayudar a sus empresas en esta crisis.

Desde que estalló la pandemia, el Gobierno de Pedro Sánchez ha desplegado su artillería para salvar a la industria a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas de la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) y otros mecanismos, como la inversión de 100.000 millones de euros en avales para empresas y autónomos. Pero esto no es suficiente.

En concreto, el Ejecutivo cojea en política fiscal. Las medidas en España equivalen al 3,7% del PIB, frente al 8,3% de Alemania, el 5,5% de Dinamarca o el 4,4% de Francia, compara El Confidencial.  Además, mientras que Italia ha ofrecido un retraso en el pago de impuestos por valor del 13,2%, el español ha sido únicamente del 0,8%. Muy por detrás también de su vecino Portugal (11%), Francia (8,7%) o Alemania (7,3%).

El citado diario también hace referencia a los planes de liquidez, como líneas de crédito. Las medidas españolas corresponden al 9,2% del PIB, frente al 24,3% de Alemania, 32,1% de Italia o el 14,2% de Francia.

Por lo tanto, la industria española se va a encontrar en una situación de desventaja respecto a las empresas del resto de países. Y es que Alemania, Francia o Italia han prestado a su economía más ayudas en comparación con el Gobierno de Sánchez.

¿Qué han hecho el resto de países ante la pandemia?

La canciller alemana Angela Merkel puso en marcha, entre otras herramientas, un programa de 100.000 millones de euros para la compra de acciones de empresas en apuros, 18.000 millones de subsidios a microempresas o invirtió 25.000 millones en un programa para reactivar las compañías que habían sufrido una pérdida del 60% de su factuación.

Francia no se quedó atrás. El país que dirige Emmanuel Macron destinó 300.000 millones a garantías de préstamos para grandes compañías y más de 6.000 millones para turismo.  A esto hay que añadir los Fonds de solidarité, que suponen 8.000 millones en subvenciones para las pequeñas y medianas empresas.

Finalmente, Italia, también supo reaccionar mejor que España ante la crisis del coronavirus. Destacan algunas medidas como los 6.200 millones en subvenciones o 45.000 millones de euros para recapitalizar empresas que han sufrido caídas en su facturación de hasta 50 millones de euros anuales.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad