España no sabe a quién enviar a las próximas cumbres internacionales

stop

Se vienen varios encuentros del Consejo Europeo y cumbres internacionales, y no se sabe si Sánchez o Rajoy representarán a España.

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez.

en Barcelona, 14 de febrero de 2016 (19:09 CET)

La falta de acuerdo para una investidura tiene efectos colaterales, como no saber quién representará a España en diversas cumbres y encuentros internacionales agendados para los próximos meses. Quizás sea Pedro Sánchez, si puede concluir con éxito su encaje de bolillos para ser investido presidente. O si continúa el actual estancamiento, es posible que Mariano Rajoy acuda a las próximas cumbres como presidente en funciones.

Sin dudas, Rajoy será quien acuda a Bruselas el 18 y 19 de febrero, a la reunión de jefes de Estado que debe decidir qué concesiones se le ofrecen al Reino Unido para que no pegue un portazo y se retire de la Unión Europea. Y Sánchez le recordó al dirigente popular que antes de tomar el avión debería consensuar una postura en el Congreso. Pero en su lugar, Rajoy enviará a la Cámara baja al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo.

¿Sánchez saludará a Obama?

Una nueva reunión del Consejo Europeo en Bruselas, apuntada para el 17 y 18 de marzo, es posible que sea testigo del primer compromiso internacional de Pedro Sánchez, si es que el socialista es elegido jefe de Gobierno la primera semana de marzo. O quizás regrese Rajoy como presidente en funciones.

Es el mismo dilema para la cumbre de Seguridad Nuclear, señalada en el calendario para el 31 de marzo y el 1 de abril en Washington, donde Barack Obama será el anfitrión ante más de medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno. Si le tocara la oportunidad a Sánchez, sería la primera vez que el socialista estreche la mano del presidente estadounidense.

Próximos compromisos

Para cuando sea la siguiente reunión del Consejo Europeo, para el 23 y 24 de junio, se espera que el puzzle de la investidura ya haya concluido. Pero quizás todavía Rajoy siga como presidente en funciones, porque si Sánchez no superara su investidura, tras la primera votación en que fuera rechazado comenzaría a correr un plazo de dos meses. Y en caso de que ningún otro candidato lo consiguiera, se convocarán nuevas elecciones.

Y esos comicios podrían caer el 26 de junio. Y como un bucle, se repetiría la escena del 20 de diciembre, cuando Rajoy tuvo que estar presente en Bruselas los dos últimos días de la campaña electoral porque había otra reunión de los líderes europeos. Y si se llegara a esta instancia, sería el presidente el funciones quien represente a España en la cumbre de la OTAN que se realizará en Varsovia del 8 al 9 de julio.

Que el Ejecutivo esté en funciones ha paralizado también otros viajes al exterior del presidente, para asistir a cumbres bilaterales, y recibir a jefes de Estado o de Gobierno que visitan España. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad