Los técnicos de laboratorio trabajan en el laboratorio de diagnóstico donde se toman muestras de coronavirus. Foto: EFE/EPA/Jakub Kaczmarczyk

España recoge sangre "hiperinmune” para curar el coronavirus

stop

Las autoridades sanitarias han empezado a buscar a personas que hayan superado la enfermedad para pedirles que donen su sangre para tratar pacientes graves

Lorena Martín

Los técnicos de laboratorio trabajan en el laboratorio de diagnóstico donde se toman muestras de coronavirus. Foto: EFE/EPA/Jakub Kaczmarczyk

Barcelona, 26 de marzo de 2020 (13:13 CET)

Tanto España como EEUU apuestan por un tratamiento rescatado de hace un siglo: la transfusión directa de plasma de personas recuperadas de la infección, en este caso del coronavirus. Se trata de una estrategia que se utilizó en la pandemia de gripe de 1918, cuando un virus no conocido se propagó por el planeta y mató a unos 50 millones de personas. Ya entonces y con ensayos clínicos poco avanzados, la sangre de los supervivientes, pudo reducir la letalidad del virus a la mitad.

Los hospitales están saturados ya en la Comunidad de Madrid, y sus autoridades no han tardado en ir a buscar a personas que hayan superado la enfermedad para pedirles que donen su sangre. Éstos están esperanzados con la posibilidad de reducir la mortalidad gracias al “plasma hiperinmune” de los curados para tratar a los pacientes más graves.

Las extracciones, según lo previsto, se iniciarán en breves que podría ser “en unos días o semanas”, según explica una portavoz del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid. Para poder hacer la donación, las ex infectados deben ser menores de 60 años y presentar un buen estado de salud.

El inmunólogo Arturo Casadevall llevaba dos meses tratando de hacerse oir ante la comunidad científica para recordar esta opción. El médico es una autoridad en enfermedades infecciosas en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore. Si bien él mismo apunta a que la vacuna todavía tardará meses, el plasma podría estar listo en semanas.

El pasado martes, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EEUU, finalmente ha autorizado el uso de estas transfusiones experimentales en pacientes graves. “Cuando la situación empezó a empeorar, quedó claro que merecía la pena intentarlo. Todo ha ido muy rápido”, explica Casadevall por videoconferencia al diario El País.

Los proyectos relacionados con el plasma de recuperados

Nueva York también ha apostado por esta medida que se podría extender a todo el mundo en caso de que funcione. La ciudad norteamericana ya es el lugar del mundo con una tendencia más preocupante con un número de fallecidos por la Covid-19 que se duplica cada dos días. Por ello, dos hospitales neoyorquinos (el Monte Sinaí y la Escuela de Medicina Albert Einstein) empezarán la semana que viene a probar las transfusiones.

La multinacional española farmacéutica Grifols —uno de los grandes productores mundiales de derivados de la sangre— anunció el pasado miércoles un acuerdo de colaboración con la FDA para obtener plasma de pacientes recuperados de coronavirus. Su fin es procesarlo industrialmente y fabricar un medicamento a modo experimental a partir de las inmunoglobulinas hiperinmunes, proteínas generadas por el cuerpo humano para combatir la infección y que se encuentran en los pacientes recuperados.

Casadevall recuerda que China ya anunció hace un mes que había comenzado un ensayo clínico con plasma de donantes que habían superado el Covid-19. “Los chinos hablan de buenos resultados preliminares, pero todavía no hay datos definitivos”, indica el médico.

Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad