España suple los 78 funcionarios menos al día duplicando temporales

stop

Hay 22.000 profesores menos que en 2010 y el personal sanitario se ha reducido en casi 10.000 empleados

Las plazas de empleo público de algunos sectores se reemplazarán al 100%

Madrid, 15 de enero de 2016 (14:49 CET)

Empleados públicos bajo mínimos. Esa es la conclusión a la que ha llegado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) tras echar cuentas del personal que trabaja en las Administraciones Públicas.

Son casi 156.000 menos que hace seis años, según los últimos datos correspondientes al Registro Central de Personal, lo que supone una pérdida de 78 puestos de trabajo al día. Por administraciones, son 60.235 efectivos en el Estado, 63.673 en las administraciones de las comunidades autónomas y 81.228 en ayuntamientos.

Aumenta la temporalidad un 22%

Para contrarrestar esta situación, la tasa de temporalidad en la administración se ha disparado hasta alcanzar el 22%, con 658.000 trabajadores temporales, mientras que hace dos años y medio esta cifra se situaba en 559.000, según la Encuesta de Población Activa (EPA).

Además, en los últimos seis meses, el personal con contrato de duración inferior a seis meses en ministerios y agencias estatales se ha más que doblado, de 805 a 1.860.

22.000 profesores menos

La reducción de funcionarios se traduce en más de 22.000 profesores menos, casi 10.000 profesionales de la sanidad, y 24.000 menos, a partes iguales, entre personal de las Fuerzas Armadas y Correos. Asimismo, se ha producido una merma de 3.224 efectivos en los ámbitos de la Seguridad Social y de 1.351 en la Agencia Tributaria.

Los datos del registro de personal están afectados por la congelación de empleo público de los últimos años. Así, en el sector de la justicia, los números indican que se  ha producido un incremento de 5.000 efectivos.

Titulares ocupan plazas de interinos

No obstante, desde 2010, no se han vuelto a crear nuevos órganos judiciales, por lo que las plazas ofertadas y convocadas desde ese año no han engrosado la plantilla. Únicamente se han convertido plazas ocupadas por interinos en plazas ocupadas por personal titular, pero plazas ya existentes.

En la Administración General del Estado destaca, además, el progresivo envejecimiento de las plantillas. Si en 2010, el 44 por ciento de la plantilla tenía más de 50 años, esta proporción se ha elevado al 60 por ciento (más de 16  puntos en cinco años), hasta un total de 119.518 personas  que  se jubilarán en menos de 15 años.
 
De estos, 26.000  tienen  más  de 60 años (edad a la que los funcionarios pueden acogerse a la jubilación), por lo que dejarán de trabajar de manera inminente, agravando aún más el problema de las  plantillas, el incremento  de la carga de trabajo y los niveles de calidad en la asistencia a los ciudadanos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad