Esquerra prepara las europeas para ser ya la fuerza hegemónica

stop

DEBATE SOBERANISTA

El líder de ERC, Oriol Junqueras, durante el acto organizado por el partido | EFE

14 de diciembre de 2013 (23:50 CET)

Los acontecimientos se están acelerando. El Govern de CiU sigue quemando etapas, como si fueran las pantallas de un videojuego. Y, en vísperas del 2014, conseguido ya el acuerdo sobre la pregunta y la fecha de la consulta soberanista, la federación nacionalista encara las elecciones europeas, que deberían servir para transmitir a la ciudadanía que esta vez votar al Parlamento europeo será más importante que nunca.

Las grandes familias ideológicas, como la socialista, ya han designado al candidato que, en caso de ganar, será el presidente de la Comisión Europea, previa elección del Consejo Europeo, pero con la ratificación final del Parlamento. En el caso de los socialistas, el candidato es el alemán Martin Schulz.

Sin embargo, en Catalunya el debate es otro. Las europeas serán el gran escenario para lograr la hegemonía política y demostrar, sin ninguna garantía de que la consulta soberanista se podrá realizar --el Gobierno central ya ha asegurado que no lo permitirá-- que el independentismo es ahora mayoritario.

Esquerra explota su éxito


En eso está Esquerra Republicana, que ha designado como candidato a Josep Maria Terricabras, un filósofo muy activo en los medios de comunicación públicos, con presencia en muchos foros y asociaciones, y que cuenta con el viento de cara para conseguir la victoria.

Esquerra está en estos momentos en su máxima plenitud. Y lo demostró este sábado su presidente, Oriol Junqueras, al llenar hasta la bandera --en este caso, hasta la estelada-- un acto en Barcelona, con más de 4.000 personas. Se trata de la iniciativa más importante de ERC de los últimos años, y sirvió para calentar motores e iniciar, desde ahora mismo, la campaña a favor del a la independencia en la consulta fijada para el 9 de noviembre de 2014. "Nunca como ahora el independentismo ha sido tan fuerte y ha contado con tanta gente", aseguró el líder de ERC.

Junqueras se mostró favorable a caminar de forma conjunta junto con CiU, ICV y la CUP, las otras tres fuerzas políticas que han acordado la pregunta del referéndum. Pero, en ningún caso, se mostró igual de solidario en el caso de las elecciones europeas.

CiU, derrotada

CiU, de forma lógica, dada su debilidad actual, pero incomprensible respecto a su vocación europea y la representatividad de su espacio ideológico, no sabe cómo pedir ya una candidatura unitaria. Los republicanos la rechazan, a no ser que fuera también con los partidos que apoyan la consulta, a sabiendas de que eso es ahora imposible.

Por tanto, Esquerra quiere demostrar y demostrarse cuál es su peso en estos momentos, aunque rehuya cualquier responsabilidad inmediata en el Govern de la Generalitat, ante el desespero de la dirección de CiU, y del propio President Artur Mas. Por ahora, no entrará en el Govern, y si lo hace será para ocupar consejerías más de representación y de "control" del proceso soberanista que para gestionar el día a día.

Rajoy, ni se inmuta

Es un cambio en el tablero político catalán, que las direcciones del PP y del PSOE no acaban de asumir. Preguntado por este medio de comunicación, uno de los dirigentes del grupo parlamentario del PP en el Congreso, sobre el ascenso de Oriol Junqueras a la Generalitat, la respuesta se reduce a un encogimiento de hombros, a una expresión que denota que el Gobierno del PP, si todavía está en el poder cuando eso suceda, “ya le esperará”. Es decir, el PP, como ha afirmado el presidente Mariano Rajoy, quiere esperar, quiere ver cómo evoluciona la política catalana, sin afrontar cambios, ni en la Constitución, ni permitiendo una consulta en Catalunya.

Por ello, Junqueras, emocionado en varias fases del acto político, aseguró que Rajoy “se ha convertido en una fábrica de independentistas”. Y es que el proceso sigue, a un ritmo insospechado.

El censo, en marcha

Mas explicará los siguientes pasos en una entrevista en TV3 este lunes. Pero ya están diseñados. La vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, está preparando ya el censo electoral. Y es que la Generalitat no podrá contar con el censo, porque no será un referéndum autorizado. La idea es acogerse a padrones municipales, y bajar la edad de votación a los 16 años.

Para ello, el Parlament ultima una ley de consultas catalanas, que podría estar lista en febrero. Y, también en esas fechas, el Parlament aprobará una resolución para trasladar el derecho a decidir al Congreso, con el objetivo de que el Gobierno central transfiera la competencia, para convocar referendos, a través del artículo 150.2 de la Constitución.

Socialistas díscolos y ex socialistas sin papel

Junqueras, además, contó en el acto de ERC con el apoyo de algunos miembros del PSC, que consideran que la dirección socialista se equivoca con su actual estrategia de distanciamiento del proceso. Estaban Fabián Mohedano, miembro de la ejecutiva; el ex conseller Ernest Maragall, o el ex diputado Antoni Comín, muy crítico con la dirección del PSC y que ha impulsado una agrupación propia, con algunos ex miembros de la extinta plataforma Ciutadans pel Canvi.

La cuestión es que Esquerra corre a toda máquina para ser la fuerza política hegemónica en Catalunya, ante la impotencia de CiU, pese a que ha sido la corresponsable del ascenso.

El PP de Mariano Rajoy todavía sigue observando, desde muy lejos, lo que sucede.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad