Europa duda de los efectos sobre el empleo de la tarifa plana de la Seguridad Social

stop

El primer informe de los inspectores que visitaron Madrid tras el rescate constata la recuperación pero exige un sistema de empleo más moderno y retoma la idea de incrementar el IVA

Mario Draghi, el presidente del BCE, este jueves./EFE/Daniel Reinhardt

07 de mayo de 2014 (17:20 CET)

Los inspectores de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) que visitaron Madrid en abril y mayo han publicado su primer informe en el que cuestionan la efectividad de la tarifa plana de 100 euros de cotización para los nuevos contratos indefinidos. Precisamente, uno de los planes estrella de Mariano Rajoy (PP) para reactivar el mercado laboral.

Las instituciones creen que su resultado será convertir contratos temporales en fijos “mientras que su potencial para estimular una creación adicional de empleo es más incierto”. De hecho, apuntan que la medida podría ser menos “ambiciosa” de lo que el propio Ejecutivo prevé.

Elogios y advertencias

La eleva tasa de paro es, sin duda, la principal preocupación de estos expertos. Por ello, las primeras recomendaciones publicadas tras el fin del rescate giran en torno en la reactivación del mercado laboral. Piden desengrasar un método caduco y modernizar el sistema de empleo así como reformar la ley de liberalización de los servicios profesionales. También reclaman la puesta en marcha de la autoridad independiente de responsabilidad fiscal.

El informe de 30 páginas reconoce los esfuerzos del Gobierno y elogia los progresos de la economía española, pero también está cargado de advertencias. "España tendrá que continuar en la senda del ajuste económico durante bastante tiempo para liberarse de las cargas de los desequilibrios existentes y reducir el paro desde los actuales niveles alarmantes", sostienen.

Objetivo de déficit


Las instituciones comunitarias también apuntan que los niveles de deuda pública --ahora a niveles históricos-- y deuda privada continúan planteando riesgos para el crecimiento sostenido y la estabilidad financieras.

Consideran que España cumplirá sin problemas el objetivo de déficit del 5,8%, pero avisan que los marcados para 2015 y 2016 (4,2% y 2,8%, respectivamente) todavía exigirán “considerables esfuerzos adicionales”.

Incremento del IVA

Por ello, retoman una medida que el Ejecutivo de Rajoy ha rechazado por activa y por pasiva: incrementar el IVA. “Bajar las contribuciones sociales y compensar el impacto en los ingresos con una subida de los impuestos indirectos y las tasas medioambientales y sobre la propiedad tendrían efectos positivos sobre el crecimiento”, concluye el documento.

Los inspectores comunitarios también abordan la salud de las cuentas financieras. Y constatan que en el sector bancario, la “situación de liquidez y la estructura de financiación se ha reforzado todavía más”. Ello se traduce, a ojos de los expertos, en una mejora del crédito privado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad