Javier Monzón, expresidente de Indra y presidente de Prisa y Openbank. EFE

Un exdirectivo de Indra allana el camino a Monzón ante el juez

stop

El exdirector de operaciones de Indra, Santiago Roura, desmiente nuevamente la financiación ilegal del PP madrileño. Javier Monzón declarará el viernes

Barcelona, 30 de septiembre de 2019 (19:21 CET)

El hombre clave de Indra, Santiago Roura, que fuera director de operaciones de la empresa hasta su cese en 2015, solicitó la semana anterior declarar ante el juez de Púnica para ratificarse en lo que ya dijo ante el instructor del caso en 2014: ha desmentido nuevamente la financiación ilegal del PP. De esta forma, ha allanado también el camino al expresidente de Indra y presidente no ejecutivo de Prisa, Javier Monzón, citado el viernes.

Roura ha negado este lunes haber pagado dinero en efectivo a la trama Púnica para financiar al PP madrileño o haber pagado campañas electorales de ese partido. El exdirectivo de Indra ha reconocido que el exconsejero delegado de la Agencia Informática y de Comunicaciones de la Comunidad de Madrid, José Martínez Nicolás, le dijo que tenía que darle 10.000 euros en metálico a Alejandro de Pedro, imputado de la trama corrupta.

Aunque sí se reunió con De Pedro, según su comparecencia, Roura ha indicado que no le dio el dinero y ha asegurado que Indra no financió ninguna campaña electoral del partido presidido en ese entonces por Esperanza Aguirre. Explicó que se reunió con De Pedro en un coche pero que no le dio el dinero porque le había parecido rara la petición de José Martínez Nicolás, según dijeron fuentes presentes en su comparencia a Efe.

¿Por qué se reunieron en un coche? Si bien Roura ha reconocido que no es habitual formalizar encuentros de esta índole dentro de vehículos, ha defendido que en realidad habían quedado en una cafetería pero no la encontraba, por lo que De Pedro le invitó a acudir a su coche. Tampoco pagó, afirmó, otras cantidades que le atribuyen haber abonado a empresas que prestaban servicios para el PP madrileño.

No solo se ha ratificado en lo que dijo ante el juez en 2014, sino que Roura también confirmado la declaración de Monzón en 2015, cuando contó que Roura le advirtió de "una situación un poco desagradable", refiriéndose al pago de los 10.000 euros que presuntamente pidió Martínez Nicolás para el "conseguidor" de la Púnica, como se suele calificar a De Pedro. Monzón aseguró entonces que Roura no llegó a pagarle el dinero.

Monzón declarará el viernes

El juez de la pieza de Púnica sobre la supuesta financiación irregular del PP de Esperanza Aguirre sospecha que Indra financió a la formación madrileña a cambio de adjudicaciones y también que se desvió dinero público para ese fin a través de la Agencia Informática. El juez seguirá esta semana avanzando en la investigación con los interrogatorios de Monzón, el viernes, y el exconsejero madrileño Borja Sarasola, este martes.

Sarasola, exdirigente del PP madrileño, está investigado por su supuesta relación con el presunto "entramado" dirigido a financiar "de forma opaca y fraudulenta" las campañas del PP a las autonómicas de 2007 y 2011, y a las generales de 2008, en el que el juez en un auto atribuye a Esperanza Aguirre, citada el 18, "un papel decisivo y esencial".

Por su parte, Monzón declarará como expresidente de Indra, empresa a la que el juez considera "parte singular en el concierto urdido por dirigentes del PP de Madrid para utilizar las arcas públicas" de la ICM "como fuente de ingresos del partido". El juez cree que Indra, "con la participación activa" de varios directivos, se convirtió "en la caja pagadora de servicios electorales prestados encubiertamente" al PP, de sus deudas o las de sus dirigentes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad