Fernández Seijo califica de “muy sucio” el ataque de Cospedal a los anti desahucios

stop

LEY HIPOTECARIA

El magistrado Fernández Seijo y Maria Dolores de Cospedal | ARCHIVO

20 de abril de 2013 (14:00 CET)

José María Fernández Seijo, juez titular del juzgado mercantil número 3 de Barcelona, abrió el camino para la reforma de la ley hipotecaria española, tras cuestionarla ante la Unión Europea. Ahora, tras la aprobación de la Ley de Medidas para la Protección a los Deudores, Reestructuración de la Deuda y Alquiler Social, con los únicos votos del PP, Fernández Seijo constata que ha quedado muy lejos de las peticiones de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), que había presentado una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) con el aval de un millón y medio de firmas.

Pero asegura que los colectivos sociales deberían admitir “el esfuerzo y los cambios” que se han conseguido con el proyecto promovido por el Gobierno, aunque sea “insuficiente”, y pese a que se haya constatado "una gran distancia entre la calle y las instituciones políticas".

Símil "horrendo"

La cuestión es que el problema de las hipotecas se ha visto contaminado por las acciones de 'escrache' en contra de determinados diputados del PP. Ello dio pie a que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, las calificara de “nazis”, provocando una gran polémica.

El juez ha asegurado este sábado en el programa Converses, de la Cadena Cope, que es “muy sucio” entrar en esas descalificaciones, que acaban “apagando el fuego con gasolina”. Para el juez el símil utilizado por Cospedal es “tremendamente horrendo”.

Mecanismos de respuesta


Fernández Seijo, sin embargo, entiende que se ha entrado en un juego desafortunado que no beneficia a nadie, y que el error es tanto de la acción como de la reacción. De la acción, el 'escrache' o escarnio a los políticos, “porque es entrar en el territorio que beneficia al PP”, y de la reacción, porque aumenta la tensión entre los colectivos sociales como la PAH, que lidera Ada Colau.

El juez considera que “el sistema político y el judicial tiene todavía mecanismos de respuesta” y que esas acciones en contra de los políticos “desvía la atención y es muy bueno para quien quiera reprimir, y muy negativo para quien aspira a ser el movimiento social más importante, que es la PAH”.

Grupos de presión

En una entrevista en la Cadena Cope, Fernández Seijo considera que los jueces deben aspirar a resolver los problemas individuales sobre la polémica de los desahucios. Y entiende que lo que han querido forzar las plataformas sociales es el voto de los políticos, ante la ILP que presentaron.

“Lo que reclamaban es que actuaran en conciencia, de forma individual, frente a las directrices de las direcciones de los partidos”. Por tanto, se entró en un debate, según el juez, entre grupos de interés que ejercían su presión correspondiente.

La salida a la crisis

Pero, preguntado sobre las medidas que desea impulsar el gobierno de la Junta de Andalucía, sobre una quita general de la deuda hipotecaria, el juez se muestra comprensivo, al recordar que existen medidas similares en otros países. “España es el único país de la UE que no tiene un sistema de perdón de deudas”, asegura. La competencia en materia de consumo y de vivienda la tienen las autonomías, y Andalucía “la puede ejercer”.

La cuestión que ha querido destacar Fernández Seijo, protagonista en gran medida de todo el debate sobre los desahucios por haber cuestionado la Ley Hipotecaria ante la Unión Europea, es que la solución general al problema sólo puede llegar por la superación de la crisis económica.

Es decir, ha sido la pérdida de puestos de trabajo, la pérdida de valor de las viviendas y la falta de perspectivas, lo que ha generado un grave problema social.

Pese a todo, el juez recuerda que la morosidad en las hipotecas personales sólo alcanza el 4%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad