Fiscalía abre una investigación penal por los terremotos del delta del Ebro

stop

Quiere esclarecer las causas de los temblores producidos en Castellón y Tarragona

04 de octubre de 2013 (12:02 CET)

La Fiscalía de Castellón ha acordado abrir una investigación penal por los terremotos relacionados con el proyecto Castor.

El objeto principal es esclarecer las causas de los movimientos sísmicos que se están produciendo en los últimos días en algunos municipios de Castellón y Tarragona tras la inyección de gas en el almacén que hay frente a las costas de Vinaròs, según ha informado el ministerio público en un comunicado.

Esta decisión llega justo después de que este viernes se reuniera la Junta de Coordinación Provincial de la Fiscalía de Castellón para abordar el tema.

Más seísmos

En las últimas horas, la zona ha registrado un total de 10 seísmos entre la mañana del jueves y la madrugada de este viernes. Ante el número de temblores, el Gobierno ha decidido paralizar de forma indefinida la actividad del almacén de gas. Mientras, los expertos investigan las causas, la planta y la zona.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Manuel Soria, avanzaba este jueves que “parece que hay una correlación directa entre la inyección de gas y los microsismos" y el presidente del Colegio de Geólogos de España, Luis Suárez, asegura que existen indicios racionales de ello.

Por su parte, el presidente de la concesionaria del proyecto Escal-UGS, Recadero del Potro, ha confesado en una entrevista a RAC1 que los terremotos "puede ser que los hayamos desencadenado". La empresa, asegura, está colaborando en todo lo posible con las distintas administraciones para conocer las causas reales de los movimientos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad