El mercado de la Boquería, en Barcelona, ha estado abierto con normalidad. EFE/ Quique García

Fracasa la huelga, triunfa la algarada

stop

El seguimiento de los paros es minoritario pero la actuación de los piquetes dificulta la circulación por las carreteras

Madrid, 08 de noviembre de 2017 (13:34 CET)

La huelga general en Cataluña convocada por el sindicato minoritario Intersindical-CSC se salda con un fracaso estrepitoso. El seguimiento en los centros de trabajo ha sido muy limitado y las centrales sindicales mayoritarias, CCOO y UGT, se han desmarcado de los paros. La industria, uno de los principales indicadores del éxito de una jornada de huelga general, ha funcionado con total normalidad.

Es el caso del principal centro de trabajo de la comunidad, la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona), donde los trabajadores han trabajado al mismo ritmo que en una jornada normal. El comercio también ha mantenido la actividad sin incidencia de la huelga, y mercados como la Boquería en Barcelona han abierto la mayor parte de sus puestos. 

METRO AL 80%. En el sector público, la huelga solo ha tenido seguimiento en la enseñanza; tanto en colegios e institutos como en las universidades públicas; y en el servicio de Cercanías de Barcelona, cuyas principales líneas han estado paradas durante las primeras horas de la mañana. El metro de Barcelona ha funcionado al 80% e incluso en algunos momentos del día ha alcanzado el 90% de trenes circulando, por encima de los servicios mínimos del 50%.

CORTES EN CARRETERAS. Pese a que los trabajadores catalanes han dado la espalda a la huelga, los piquetes han dificultado la circulación en numerosas carreteras de la autonomía. Es el caso de la AP-7, el principal nudo viario, y de otras 36 vías de circulación. Los piquetes también han protagonizado una incidencia en la estación del AVE en Girona, donde se han lanzado a las vías y han causado retrasos en la llegada de algunos trenes.

CIFRAS. El seguimiento de la huelga, según Cecot, ronda el 20% entre los afiliados de esta patronal afín al soberanismo. En el sector educativo el seguimiento es del 50%, según Ustec, la división de enseñanza del sindicato convocante. No existen datos oficiales de participación en la huelga.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad