Francisco Marco: "Sánchez Camacho mintió y me denunció pese a estar detrás de la grabación de La Camarga"

stop

DENUNCIA QUE EL PP CATALÁN LE PERSIGUE

Cristina Farrés

El director de Método 3, Francisco Marco (izquierda), en su declaración ante la comisión sobre el fraude fiscal del Parlament
El director de Método 3, Francisco Marco (izquierda), en su declaración ante la comisión sobre el fraude fiscal del Parlament

en Barcelona, 13 de abril de 2015 (11:07 CET)

El director de Método 3, Francisco Marco, ha puesto al rojo vivo la comisión sobre el fraude fiscal del Parlament desde el minuto uno. El detective privado ha confirmado que la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, encargó la grabación del Camargate.  

"Alicia mintió y me denunció estando detrás de La Camarga", ha manifestado. Marco ha mostrado a la comisión una denuncia registrada este lunes a primera hora ante los juzgados de Barcelona en la que acusa de calumnias a la líder popular. "Se retirará cuando pida perdón y se retracte de todo lo afirmado".  

Persecución a Marco, su familia y sus colaboradores

El director de Método 3, que se ha confesado votante del PP "durante tantos años", afirma que no quiere perjudicar al PP a las puertas de las elecciones municipales. Su blanco no es el partido, es Alicia Sánchez-Camacho.

Asegura que está harto de la persecución a que le han sometido los populares catalanes. "Estoy harto de aguantar amenazas". Entre ellas, que revisen las mochilas a sus hijos, sigan a su secretaria hasta el hospital y la policía le visite "de madrugada". Todo ello, "por haber hecho mi trabajo legalmente".

Pacto por 80.000 euros

Señala que la grabación en La Camarga fue "legal y consentida" y ha dejado varias cuestiones en el aire: "¿Cómo puede ser que sólo existan fotos de María Victoria Álvarez en la entrada del restaurante?" "¿Por qué la sala fue registrada por su secretario personal?"

"Fue el entorno de Alicia quien encargó la grabación", ha reiterado. Declara que existieron presiones para firmar el pacto mediante el cual se cerró la investigación judicial de Método 3. No ha sido el único acuerdo al que han llegado los protagonistas: firmaron un acuerdo para no revelar qué ocurrió realmente en el antes y el después del Camargate.

Prudencia para no salirse de la línea

Marco ha sido muy prudente al evitar difundir nada que pueda romper el pacto. Ha hablado para defenderse de las "nuevas mentiras" de Sánchez-Camacho sobre el caso tras su declaración ante la comisión en viernes pasado.

"Mi honor vale más de 80.000 euros", ha apostillado.

Comparecencia de Zaragoza

El líder de Método 3 ha echado balones fuera respecto a la implicación del que fue secretario de organización del PSC, José Zaragoza, con la grabación y ha instado a los miembros de la comisión a que le trasladen sus preguntas en su propia comparecencia, que tendrá lugar tras la de Marco.

También ha lanzado un capote a los socialistas catalanes al asegurar que "de forma institucional, como partido político, jamás han encargado a Método 3 la grabación de La Camarga".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad