Frank Serpa queda en libertad

stop

El falso enfermo de cáncer deberá comparecer en el juzgado cada 15 días

Frank Serpa, que engañó a los donantes con una falsa metástasis, en una cama de hospital.

Barcelona, 30 de diciembre de 2016 (17:23 CET)

Frank Serpa, el venezolano que ha recaudado 12.000 euros para tratarse un cáncer que no padecía, fue puesto en libertad por el juzgado de instrucción número 52 de Madrid.

El magistrado le ha impuesto, como medida cautelar, que Serpa comparezca en los tribunales los días 1 y 15 de cada mes mientras dure la instrucción de la causa, que se llevará en ese mismo juzgado.

Serpa está acusado de delito de estafa y falsedad documental, y fue detenido el miércoles en la calle Pradillo de Madrid, muy cerca de la sede del Registro Civil, donde los agentes sospechan que había acudido a realizar algún trámite.

Su caso, revelado por Economía Digital, le había convertido en una variante del "caso Nadia", la niña de Organyà (Lleida) cuyos padres están siendo investigados por fraude al solicitar dinero para tratar una enfermedad rara que sufriría su hija.

En el caso de Serpa, había pedido ayuda por redes sociales e impulsado festivales benéficos para recaudar 32.000 euros para viajar a Houston, donde podría tratarse contra un cáncer que supuestamente padecía.

Todo era mentira: cuando se reveló que no sufría la metástasis que aseguraba tener, Serpa abandonó su piso en el barrio Mar de Cristal, en Madrid. También había desaparecido de las redes sociales y había desconectado su teléfono móvil. Hasta que volvió a estar bajo el foco de los medios, cuando fue detenido por los agentes del grupo de Estafas de la comisaría de Hortaleza.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad