El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Moncloa el 25 de enero. Foto: EFE/Ballesteros

Giro de Sánchez: reconocerá a Guaidó como presidente venezolano

stop

Sánchez advierte a Maduro de que España reconocerá a Guaidó como presidente de Venezuela si no convoca elecciones en ocho días

Barcelona, 26 de enero de 2019 (12:04 CET)

Pedro Sánchez abandona la equidistancia y anuncia este sábado que España reconoce al líder del Parlamento y de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, como presidente de Venezuela, y no a Nicolás Maduro, cuya legitimidad está en entredicho.

Sánchez compareció este sábado para anunciar la posición de España respecto a la crisis venezolana. Otros líderes europeos ya habían expresado su reconocimiento a Guaidó, a quien Sánchez considera como "la persona que debe liderar la transición" hacia la democracia en Venezuela, según manifestó en su mensaje del sábado.

El presidente del Ejecutivo afirmó que España reconoce la Asamblea Nacional y exige elecciones inmediatas en Venezuela. Además, dijo que ha trabajado "activamente" en la Unión Europea para "alcanzar una posición común" para reconocer a Guaidó y dar pie a unas elecciones libres y democráticas para formar un "gobierno que represente al pueblo venezolano".

Además, advirtió "con absoluta claridad y rotundidad" que si Venezuela no convoca elecciones en ocho días, España reconocerá a Guaidó como presidente del país. "No buscamos poner o quitar gobiernos en Venezuela; queremos democracia y elecciones libres en Venezuela", matizó Sánchez ante las posibles acusaciones políticas que vendrán.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, también anunció este sábado que reconocerá a Guaidó como presidente de Venezuela si no hay convocatoria de elecciones en los próximos ocho días.

Sánchez respalda a Borrell

Desde que estalló la crisis venezolana, la oposición liderada por el PP y Ciudadanos exigió a Sánchez el reconocimiento de Guaidó, pero el Gobierno español primero esperó que se articulara una posición comunitaria y después empezó a presionar a Maduro. Ahora se despide totalmente de la equidistancia.

Hasta ahora, la posición de España no había sido errática. Josep Borrell propuso ayer a la Unión Europea fijar un plazo concreto para que Maduro convoque elecciones libres en Venezuela, y que en caso de no cumplirse esta condición se reconociera a Guaidó como presidente interino, y Sánchez hoy lo ratifica.

Las declaraciones de Borrell no gustaron al régimen chavista. Maduro criticó al ministro de Exteriores de tener "la lengua destemplada" e intentó humillar al Gobierno al exigir "que haga las elecciones Sánchez, que no le ha elegido nadie".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad