stop

Hacienda detalla que los extesoreros del partido de Artur Mas recibieron pagos en efectivo procedentes de los patrocinios de Ferrovial al Palau de la Música

Barcelona, 26 de abril de 2017 (16:09 CET)

Los peritos de Hacienda confirman que el Palau de la Música pagó en efectivo a los extesoreros de Convergència Carles Torrent y Daniel Osàcar diversas cantidades que la constructora Ferrovial aportaba como patrocinio a la institución cultural.

En la sesión de este miércoles del juicio del caso Palau han declarado técnicos de la Agencia Tributaria, de la auditora Deloitte, que analizó el desfalco del Palau de la Música, así como los peritos designados por las defensas de Fèlix Millet y Jordi Montull. El interrogatorio se ha centrado en el destino de 18 millones de euros en efectivo que desaparecieron de las cuentas del Palau entre 2002 y 2008. De este importe, 10 millones se esfumaron mediante cheques al portador que se pagaron en ventanilla de sucursales bancarias, sin identificar quién los cobraba.

Caso Palau: los técnicos de Hacienda ratifican las mordidas que Ferrovial pagaba a Convergència 

Las explicaciones de los técnicos de la Agencia ratifican las tesis del fiscal Emilio Sánchez Ulled, al concluir que los extesoreros de CDC recibieron dinero en efectivo que, previamente, se había cobrado mediante talones. Los peritos han subrayado la proximidad temporal entre esos cobros y las aportaciones que Ferrovial hacía a la Fundación del Palau de la Música, en conceptos de patrocinio, por lo que concluyen que el dinero que la constructora pagaba a la entidad cultural salía poco después mediante talones al portador, cuyos importes iban a parar a manos de Torrent, ya fallecido, y después a Osàcar. Las secretarias del Palau también confirmaron esta tesis,

Los tesoreros acudían al Palau a cobrar las mordidas

La Fiscalía mantiene que los extesoreros de CDC cobraron mediante ese sistema 3,7 millones de la constructora Ferrovial -en presuntas comisiones ilegales a cambio de la adjudicación de obra pública-, que se suman a otros 2,9 que la formación habría recibido a través de los convenios de colaboración con la Fundación Trias Fargas (actual Catdem) y facturación falsa de empresas proveedoras del partido. Estas operaciones nunca constaron en la contabilidad oficial del Palau de la Música.

Los peritos también señalaron que, de los 18 millones de euros expoliados del Palau mediante disposiciones en efectivo, un total de 7,8 millones fueron a parar a los bolsillos de Millet y Montull, además de 500.000 euros en costes de viajes de vacaciones y otros 400.000 euros de gastos particulares.

Facturas falsas para justificar gastos

Por su parte, los peritos de la defensa de Millet y Montull han intentado justificar el destino de cerca de 8 millones. Según estos técnicos, 2 millones correspondían a pagos en negro a empleados del Palau, 1,5 a las dietas de los miembros de los coros del Orfeó Català y otros 5 al pago de distintas facturas emitidas por la entidad cultural.

El fiscal Sánchez Ulled ha puesto en duda la veracidad de esas facturas. Como muestra, ha indicó que una de ellas fue confeccionada en catalán pese a ser emitida por una empresa de León. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad