El PSC de Miquel Iceta ha ordenado a sus alcaldes que no colaboren con el 1-O. Andreu Dalmau/EFE

Miquel Iceta ata en corto a sus alcaldes por el 1-O

stop

El PSC mide en Terrassa su capacidad para mantener la disciplina de partido ante el 1-O. La maniobra sale bien a Miquel Iceta

Josep Maria Casas

Economía Digital

El PSC de Miquel Iceta ha ordenado a sus alcaldes que no colaboren con el 1-O. Andreu Dalmau/EFE

Barcelona, 26 de agosto de 2017 (05:55 CET)

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ordenó en junio pasado a todos sus alcaldes que no colaboren con la organización del referéndum del 1 de octubre (1-O). Algunos de los ediles socialistas que gobiernan con el Pdecat o ERC pusieron objeciones. Entre estos destacan los de Blanes, L’Escala o Terrassa.

La contestación no se hizo esperar. El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, replicó entonces que “no soy nadie para prohibir el derecho a voto”. Sin embargo, Ballart acabará acatando finalmente la posición de su partido. En su caso, utilizará como excusa para salvar la cara ante sus socios de gobierno (Pdecat) un dictamen del secretario municipal del consistorio, según apuntan fuentes socialistas a Economía Digital.

En el pleno del pasado junio, los concejales socialistas de Terrassa votaron contra una propuesta del PP por la que se instaba al ayuntamiento a no prestar los locales municipales para el referéndum. No obstante, Ballart anticipó que cumplirá con lo que dictamine el secretario municipal, al cual encargaron un informe.

Fuentes socialistas indican que, ante la presión del partido, el alcalde optó por parapetarse detrás del secretario municipal. Los socialistas dan por hecho de que el funcionario advertirá de los riesgos legales de abrir los locales municipales para las votaciones.

Amenazas del Pdecat

Que el alcalde de Terrassa acabe obedeciendo las directrices del PSC puede traer consecuencias. El Pdecat amenaza a Ballart con romper el pacto de gobierno si en Terrassa no se puede votar con normalidad en el referéndum. Al inicio de este mandato, los socialistas llegaron a un acuerdo con los tres concejales convergentes (ahora en el Pdecat) pese a que no les daba la mayoría absoluta.

Para ello les faltaban dos concejales, pero les permitía superar por un voto una posible alternativa formada por los comunes, ERC y CUP.

Los socialistas no temen una posible salida del Pdecat. Pueden seguir gobernando en minoría o buscarse otro socio. En la asamblea de la agrupación local del PSC del 18 de julio pasado, se dio carta blanca a Ballart.

Una gran parte de la militancia socialista de Terrassa vería con buenos ojos romper amarras con los exconvergentes y, si es necesario, tender puentes con los comunes.

Referéndum: concejales de ERC se ofrecen a alcaldes socialistas para substituirles el 1-O

Entre los concejales socialistas que han puesto reparos a las órdenes de Iceta también está Silvia Paneque, que forma parte del equipo de gobierno de la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, del Pdecat.

En los ayuntamientos gobernados por pactos entre PSC y ERC, los concejales republicanos se han ofrecido a los alcaldes socialistas para substituirlos durante la jornada del 1 de octubre. De esta forma, todas las posibles responsabilidades por la colaboración en el referéndum recaerían sobre los republicanos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad