El abogado Cristóbal Martell con Jordi Pujol Ferrusola cuando este último se dirigía a declarar a la Audiencia Nacional. Martell ha sido ingresado en un hospital. /EFE/Juan Carlos Hidalgo

Jordi Pujol Ferrusola ingresa en la cárcel

stop

Jordi Pujol Ferrusola ocultó cerca de treinta millones de euros en el extranjero desde 2012, precisamente desde que es investigado

Economía Digital

El abogado Cristóbal Martell con Jordi Pujol Ferrusola cuando este último se dirigía a declarar a la Audiencia Nacional. Martell ha sido ingresado en un hospital. /EFE/Juan Carlos Hidalgo

25 de abril de 2017 (20:47 CET)

El juez José de la Mata ha ordenado este martes el ingreso de Jordi Pujol Ferrusola en la cárcel. Después de cinco años de investigación, tras su tercera comparencia como imputado en la Audiencia Nacional, el juez ha tomado esta decisión a petición de la Fiscalía Anticorrupción y de la abogacía del Estado.

Anticorrupción esgrimió un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) que apunta que el primogénito del expresidentes de la Generalitat ha ocultado desde 2012, precisamente desde que se le investiga, cerca treinta 30 millones de euros. Por su falta de colaboración con la justicia, Jordi Pujol júnior ha acabado con sus huesos en la cárcel.

En su anterior declaración de febrero del año pasado, el juez le retiró el pasaporte y le prohibió salir de España. Sin embargo, estas medidas cautelares no han imposibilitado que ocultara su dinero en el exterior. Después de que este martes le tomara declaración durante más de cuatro horas, se le exigió la entrega de su teléfono móvil para evitar que ordenase movimientos en el exterior. Esta decisión ya hacía presagiar que acabaría en la cárcel.

José de la Mata ha convocado a Jordi Pujol Júnior y a su abogado, Cristóbal Martell, a última hora de la tarde de este martes para comunicarles el ingreso en la cárcel sin posibilidad de fianza.

A la tercera comparencia judicial acaba en la cárcel

Durante su comparecencia, el primogénito de los Pujol, que es la tercera vez que declara en la Audiencia Nacional por este caso, ha negado que se haya dedicado a ocultar dinero cuando ya estaba siendo investigado, tal y como afirma la UDEF. Ha alegado que ese dinero (cerca de treinta millones de euros) los invirtió en negocios en el extranjero que resultaron ruinosos a excepción de uno maderero en México.

En cambio, la Fiscalía mantiene, en sintonía con la Udef, que Jordi Pujol júnior siguió una "una estrategia insistente y continuada de despatrimonialización en España".

La primera vez que declaró ante el juez, en 2014, en aquella ocasión ante el juez Pablo Ruz, se le pidió explicaciones por los 11 millones de euros que cobró de empresarios que contratan con la Generalitat. En los primeros informes, la policía calculó que el primogénito de los Pujol había escondido 14 millones de euros, pero ahora eleva la suma a 29,9 millones. De estos, 9,4 millones corresponden a “negocios jurídicos ficticios”, 12,3 a “inversiones y pérdidas internacionales también ficticias” y 8,1 a plusvalías no declaradas.

Tras la pista de Jordi Pujol júnior

La Udef ha rastreado operaciones en diversos países. En México, ha efectuado supuestos prestamos falsos y donaciones de inmuebles a su hija, casada con un adinerado mexicano. En Argentina, invirtió en el puerto fluvial de Rosario y en un proyecto de casinos. En este último figuraba como inversor Arturo Suqué Puig, presidente del grupo Perelada y fundador de Inverama.

Caso Pujol: el benjamín Oleguer puede acabar haciendo compañía a su hermano mayor

La Fiscalía Anticorrupción ya pidió la prisión en esta causa para su hermano pequeño Oleguer en enero de 2017, si bien el juez finalmente optó por dejarle en libertad. Tan sólo le retiró el pasaporte, le prohibió salir del país y le ordenó comparecencias quincenales en el juzgado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad