Eduard Pujol y Elsa Artadi, de Junts per Catalunya, apoyaron la formación de una nueva asociación. Efe/Archivo

Junts per Catalunya se asoma a la ruptura

stop

Los partidarios de Puigdemont maniobran para crear su propia asociación, mientras el Pdecat intenta rearmarse para recuperar el control político

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Eduard Pujol y Elsa Artadi, de Junts per Catalunya, apoyaron la formación de una nueva asociación. Efe/Archivo

Barcelona, 13 de marzo de 2018 (11:30 CET)

Junts per Catalunya (JpC) amenaza con pasar a la historia como un breve artefacto político, al menos tal y como está diseñado actualmente. La coalición electoral creada para arropar la candidatura de Carles Puigdemont presenta importantes signos de fatiga, aunque tan siquiera llega a los tres meses de vida, y amenaza con iniciar un proceso de implosión. 

El invento, creado a medida de Puigdemont y avalado por el Pdecat, ha demostrado en poco tiempo una perfecta descohesión, puesto que los fieles del expresidente de la Generaliat actúan por libre, mientras que el partido neoconvergente intenta, sin demasiado éxito, recuperar el control político de este instrumento.

Los hooligans de Puigdemont

En este contexto, los diputados independendientes de JpC están ultimando la creación de una asociación en la línea de lo que pidió el propio Puigdemont el pasado sábado. En una intervención desde Bélgica ante diputados y candidatos de JpC en Vilafranca del Penedès (Barcelona), Puigdemont pidió consolidar Junts per Catalunya como "movimiento político".

Pero Puigdemont y su entorno no van a tener sencillo, puesto que el Pdecat no está dispuesto a renunciar a una marca que, al fin y al cabo, es suya. A efectos legales, JpC es una coalición formada por CDC y Pdecat y, por tanto, es el partido neoconvergente el dueño de todos los derechos legales y económicos de Junts per Catalunya.

El pulso con el Pdecat

Conscientes, además, de que JpC funcionó electoralmente el pasado 21-D, el Pdecat no se plantea renunciar a esta marca. Al contrario. Su intención es volver a usar este sello electoral en el caso de unas elecciones que cada día son vistas como más probables debido al bloqueo político.

Elsa Artadi, Eduard Pujol y Aurora Madaula impulsan una nueva asociación

Los impulsores de esta iniciativa -entre ellos Elsa Artadi, Eduard Pujol, Josep Riera, Aurora Madaula, Antoni Morral, además de Agustí Colomines, que no es diputado pero sí fue uno de los cerebros de la candidatura de JpC, están ultimando los estatutos y el manifiesto fundacional de la asociación, que podría constituirse en las próximas fechas.

Alrededor de una veintena de los 34 diputados de JxCat son independientes. El resto tiene carné del Pdecat, aunque estos tampoco conforman un grupo homogéneo, ya que se mezclan perfiles próximos a la dirección ejecutiva del partido con otros como el propio Puigdemont o nombres cercanos a él, como Albert Batet, Marta Madrenas o los exconsellers Jordi Turull y Josep Rull.

Hemeroteca

Carles Puigdemont
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad