Los diputados de Junts pel sí y la CUP que han registrado la proposición de ley del referéndum catalán en el Parlamento. EFE

JPS y la CUP registran la ley de referéndum en el Parlament

stop

La proposición de ley esquiva las prohibiciones del TC y se aprobará el 16 de agosto

Economía Digital

Los diputados de Junts pel sí y la CUP que han registrado la proposición de ley del referéndum catalán en el Parlamento. EFE

Barcelona, 31 de julio de 2017 (13:56 CET)

Junts pel sí (JPS) y la CUP dan más pasos en el desafío secesionista. Este lunes han registrado en el parlamento catalán la proposición de ley de referéndum de autodeterminación, con la que pretenden dar cobertura legal al referéndum que el Govern desea convocar para el 1-O.

Firmado por todos los diputados de ambos grupos, el texto ha quedado así registrado pero el próximo paso, la admisión a trámite por parte de la Mesa, no tendrá lugar hasta el 16 de agosto, que es cuando se retomará la actividad parlamentaria.

JPS y la CUP establecen en la proposición de ley las condiciones y garantías que tiene que tener el referéndum, aunque el texto puede ser modificado.

La base legal sobre la que se asienta la nueva ley se refleja en el artículo 2, al afirmar que el pueblo de Cataluña es un "sujeto político soberano" y, como tal, "ejerce el derecho a decidir libre y democráticamente su condición política". La ley establece "un régimen jurídico excepcional" para celebrar el referéndum y se ampara en la legislación internacional.

La ley del referéndum prevé que el Parlamento catalán proclame la independencia en dos días

El texto cuenta, en el artículo 3, con una advertencia ante la previsible suspensión de la ley por parte del Tribunal Constitucional (TC): destaca que "prevalece jerárquicamente sobre todas aquellas normas que puedan entrar en conflicto, puesto que regula el ejercicio de un derecho fundamental inalienable del pueblo de Cataluña".

También indica, ante posibles querellas u otras acciones judiciales, que la ley ampara "a todas aquellas autoridades, personas y empresas que participen directa o indirectamente" en la preparación y celebración del referéndum.

La proposición de ley especifica que la pregunta del referéndum será: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?" y se declara el carácter "vinculante" de la consulta, por lo que no será una simple "movilización" o un proceso participativo como el del 9N.

Si gana el sí, en dos días el Parlament celebrará "una sesión ordinaria para efectuar la declaración formal de la independencia de Cataluña, sus efectos y el inicio del proceso constituyente". Si gana el no, habrá elecciones autonómicas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad