L'Hospitalet reserva 600.000 euros para despedir a los trabajadores de la radio local

stop

NUEVO VUELCO EN UN RECORTE CONFLICTIVO

07 de diciembre de 2011 (20:06 CET)

El gobierno socialista de L'Hospitalet ha presentado a los grupos municipales los presupuestos del año que viene en los que se contempla una partida de 600.000 euros para la reestructuración de los medios locales que incluye el despido de la plantilla.

Los presupuestos desmentirían la intención que la alcaldesa trasladó a sus socios de gobierno, ICV-EUiA, de buscar vías alternativas al cierre de la radio, cuya sentencia de muerte estaba prevista para el pleno del viernes pasado y que fue pospuesta a última hora.

Tanto los grupos de la oposición como los socios de gobierno aseguran que la mayor parte de los 600.000 euros estarían destinados al despido de los trabajadores. Pero los presupuestos hasta ahora no cuentan con el apoyo de ningún grupo municipal, lo que impediría su aprobación el próximo pleno del 20 de diciembre.

Pendientes del PP
Los ecosocialistas y los grupos de CiU y PxC han anunciado su voto en contra. Solamente una abstención del PP podría hacer efectivo el cierre de la radio, aunque la propia alcaldesa había anunciado un proceso de diálogo con los trabajadores para buscar vías alternativas a la clausura repentina y al despido colectivo.

“Todavía no he visto los presupuestos aunque siempre votamos en contra. Y así lo haremos a menos que haya alguna razón de fuerza mayor como que peligre el futuro económico de la ciudad”, explicó Juan Carlos del Río, líder del PP local.

El líder de EuiA, Alfons Salmerón, dijo que no apoyará ningún presupuesto que implique el despido de trabajadores. Su voto en contra pondría en jaque al gobierno socialista que necesita un concejal más para lograr la mayoría y continuar con su gestión.

Táctica engañosa

La concejal de CiU, Anabel Clar, dijo que los socialistas habían engañado al pleno y a sus socios de gobierno al retirar el decreto de cierre de la radio la semana pasada para presentar unos presupuestos que implican su clausura esta semana. El gobierno local no ha querido hacer declaraciones sobre este proceso de recortes que considera necesarios para mantener otros servicios prioritarios como salud o educación.

Los empleados de la televisión, en la plantilla de la productora Lavínia, ya han recibido sus cartas de despido y dejarán de trabajar el 1 de enero del 2011. La televisión local tiene un coste anual de dos millones de euros y la radio, un millón.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad