La alta participación da alas a Madina para liderar el PSOE

stop

PRIMARIAS SOCIALISTAS

 Eduardo Madina abraza a una militante del PSOE./EFE/Luis Tejido

13 de julio de 2014 (17:13 CET)

El espíritu Borrell. A eso se acoge el equipo del diputado vasco Eduardo Madina para poder ganar las elecciones primarias y ser el nuevo secretario general del PSOE. Aunque la presentación de avales dejó claro que el también diputado Pedro Sánchez parte con ventaja, ahora todos aquellos avalistas se han de transformar en votantes.

El hecho incuestionable, en todo caso, es que el PSOE podría salir fortalecido porque la participación está siendo alta: con cifras de las cuatro de esta tarde, ha votado ya el 34% de la militancia, lo que augura una alta participación hasta que se cierren las sedes socialistas a las ocho de la tarde. Eso quiere decir que han votado unos 67.000 militantes, de los 197.000 que tienen carnet.

Y esa participación, por ahora, no es homogénea. En las autonomías del norte, es mayor. El gran árbitro de la contienda podría ser Andalucía, que se volcó con los avales por Pedro Sánchez. Pero de Andalucía saldrán votos para todos los candidatos: el propio Sánchez, Madina y el granadino José Antonio Pérez Tapias.

Satisfacción en el PSOE

Cantabria lidera la participación, con el 47,38%; Castilla-León, con el 35,97%; Euskadi, con el 36,99%; Extremadura, con el 37,26%; La Rioja, el 51,39%; Navarra, el 41,70%, y Valencia, el 35,97%. El resto de comunidades están por debajo, pero quedan horas para que la militancia acuda a las sedes.

Madina sólo tenía opciones con una alta participación, si se tiene en cuenta que los avales marcaron una tendencia muy clara a favor de Pedro Sánchez.

La satisfacción es la regla en la sede del PSOE, en Madrid, porque unas primarias para elegir a un secretario general, abiertas por primera vez a toda la militancia, los casi 197.000 socialistas con carnet, sólo tienen sentido si la participación es alta.

Enorme legitimidad

Gane quien gane, aunque en la recta final Madina y Sánchez tienen más posibilidades que Pérez Tapias –sorprende, sin embargo, sus buenos datos, según fuentes socialistas, en Madrid—el nuevo secretario general tendrá una gran legitimidad: es la base socialista quien le habrá elegido. Y el reto será mayúsculo, porque el PSOE nunca había estado en horas tan bajas, con formaciones de izquierda en alza, como Podemos, que tiene a un líder que se llama, cosas de la vida, Pablo Iglesias, como el fundador de los socialistas.

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ha destaco la importancia de las primarias. “Es un proceso inédito e insólito”, ha asegurado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad