Andalucía decide en el PSOE: Pedro Sánchez arrasa sobre Eduardo Madina

stop

PRIMARIAS SOCIALISTAS

Susana Díaz y Pedro Sánchez. EFE

29 de junio de 2014 (17:35 CET)

El máximo accionista en una empresa siempre decide. O casi siempre. El hecho es que en en el PSOE es Andalucía quien tiene un peso enorme, casi definitivo. Y más en estos momentos en el que los socialistas sólo cuentan con dos gobiernos autonómicos, el andaluz y el de Asturias.

Pocas horas después de que la comisión gestora del PSOE decidiera hacer público el origen de los avales de los candidatos a la secretaría general, Pedro Sánchez ya ha comprobado dónde tiene sus apoyos. En Andalucía ha logrado 14.389 avales de los 41.338 alcanzados en toda España.

Sánchez gana en 12 de las 17 autonomías, mientras que Eduardo Madina, el segundo candidato con más posibilidades, por delante de José Antonio Pérez Tapias, gana en cinco, con un peso más repartido. Madina se impone a Sánchez en Asturias, Cantabria, Catalunya, Extremadura y Murcia.

Puntos fuertes y débiles


Pero el PSOE se juega las cosas de comer en Andalucía, a menos que, después, los militantes invaliden lo que ha ocurrido en el terreno de los avales. Pedro Sánchez ha obtenido en la comunidad andaluza un total de 14.389 avales, por los 2.698 avales a Madina, y los 2.129 que se inclinaron por Pérez Tapias. La diferencia es significativa.

En Galicia, Sánchez se impone con 2.521 avales, por los 1.354 de Madina, con diferencias similares en 12 de las 17 comunidades.

Los tres candidatos ya saben ahora sus puntos fuertes y débiles, de cara a las elecciones del 13 de julio. En los últimos días, Eduardo Madina había pedido que el PSOE reflejara el origen territorial de los avales, dando a entender que Pedro Sánchez contaba con el apoyo del aparato del partido.

Susana Díaz, la gran capitana

Sánchez, sin embargo, se ha preguntado si Madina no tenía también el apoyo de aparatos territoriales, ya fuera el de Extremadura o el de Asturias, donde ha conseguido mayor apoyo.

El hecho incuestionable es que la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, que renunció a presentarse en las primarias, tiene un peso notable a la hora de configurar el futuro del PSOE. Los militantes andaluces, como ocurre en todos los territorios, están condicionados por las preferencias e indicaciones de sus responsables políticos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad