La ANC descarta la Diada en Bruselas por miedo a más atentados

stop

La entidad discute ahora si convocará el 11 de Septiembre en Barcelona o en varios puntos de Cataluña al unísono

Una imagen de la manifestación de la Diada del año pasado. / EFE

Barcelona, 16 de abril de 2016 (01:00 CET)

La Asamblea Nacional Catalana ha organizado las últimas convocatorias de la Diada del 11 de Septiembre con gran éxito de público. La entidad considera que gracias a esas manifestaciones multitudinarias, "el proceso independentista se ha internacionalizado".

Para dar un paso más en esa línea de externalización del proceso de independencia, la Asamblea se había planteado convocar el próximo 11 de Septiembre nada más y nada menos que en Bruselas. La idea era compleja, pues lograr que miles de catalanes se desplazasen a la vez a la capital belga no es tarea fácil.

Una idea descartada tras los atentados

No obstante, la ANC ya ha descartado ese proyecto y no lo ha hecho por la dificultad del traslado, sino por los atentados que el pasado mes de marzo que convulsionaron a los bruselenses. "La idea se ha desechado, la próxima Diada no se celebrará en Bruselas", explica el presidente de la Asamblea, Jordi Sánchez.

Ahora la entidad tiene dos posibilidades sobre la mesa. La primera consistiría en realizar una nueva convocatoria multitudinaria en la capital catalana. La segunda pasaría por llamar a varias concentraciones menores en siete u ocho puntos distintos de Cataluña.

La decisión, el domingo

De momento, no hay nada decidido, pero el domingo, en la reunión anual que la ANC celebrará en Manresa, los socios de la entidad se decidirán por una u otra vía. Después se acabará de diseñar el plan para tratar de que la Diada de 2016 no pierda fuelle frente a las de años anteriores y mantenga esa vocación de internacionalización que subyacía en el proyecto inicial de celebrarla en Bruselas.

La dirección de la ANC tendrá que hacer un esfuerzo de imaginación, pues en las últimas convocatorias ya ha explotado las fórmulas más originales, que han oscilado entre una gran uve humana en señal de victoria o una cadena de manifestantes que se alargó sin interrupción de norte a sur por toda Cataluña.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad