La antigua casa de los ex duques de Palma siempre está en obras

stop

Los vecinos la llaman el "castillo fantasma" porque desde que Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón se la vendieron nadie la ha vuelto a ocupar

El antiguo palacete de Iñaki Urdangarin y de la infanta Cristina en el barrio de Pedralbes.

Barcelona, 04 de diciembre de 2016 (18:55 CET)

La residencia familiar que los ex duques de Palma tenían en Barcelona sigue vacía. Nadie ha vuelto a vivir entre las paredes del llamado "palacete de Pedralbes", que algunos de sus vecinos describen como un "castillo fantasma" porque se desconoce la identidad de sus actuales propietarios y se encuentra en permanente estado de obras.

Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón vendieron su residencia de la calle Elisenda de Pinós, del barrio de Pedralbes, en junio de 2015 por 6,95 millones de euros. Desde entonces es propiedad de Southbury Holding SARL, una misteriosa sociedad radicada en Luxemburgo.

El abogado Miguel Terrasa, representante de Southbury, explica que están realizando una profunda reforma de la casa. Se vació su interior y ahora se está reconstruyendo. Las obras empezaron a finales del año pasado y no concluirán hasta el próximo verano. "Todavía quedan siete u ocho meses", precisa el representante.

Nunca ha trascendido la identidad de los propietarios

Terrasa indica que se destinará a vivienda aunque no revela quién la ocupará ni quiénes son los dueños de Southbury Holding. Esta sociedad está administrada por Manacor SA, también radicada en Luxemburgo, y tiene como socio único a Metsoto Foundation, de Liechtenstein. Nunca ha trascendido la identidad del inversor o inversores que están detrás de estas sociedades.

En la formalización de la escritura de compraventa intervinieron los abogados Mario Pascual Vives, que se encarga de la defensa de Iñaki Urdangarin en el caso Nóos, y Miguel Terrasa, en representación de Southbury.

El palacete de Pedralbes donde vivieron los ex duques de Palma todavía recibe visitas de curiosos. Una vecina apunta que "parece que nadie tiene prisa por vivir ahí" porque ya ha pasado un año y medio desde su venta.

La sentencia del caso Nóos puede demorarse hasta marzo

Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón residen actualmente en Ginebra (Suiza). Están a la espera de la sentencia del juicio del caso Nóos. La Fiscalía solicitó 19 años y medio para Urdangarin, pero no pidió penas para su esposa.

Hace unos días, el Tribunal Superior de Justicia de Baleares amplió hasta el próximo marzo al plazo de dedicación exclusiva de la magistrada ponente, Samantha Romero, para dictar la sentencia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad