El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. /EFE/Dafne Pérez

La CEOE sobre los presupuestos: “No son los que España necesita”

stop

La CEOE advierte que el Gobierno de Pedro Sánchez aumenta el gasto social a costa de disparar la presión fiscal sobre las empresas

Barcelona, 11 de enero de 2019 (17:57 CET)

Los presupuestos generales del Estado propuestos por el Gobierno de Pedro Sánchez para el próximo año “no son los que necesita la economía española”, en un momento de ciclo económico en fase de desaceleración, según subraya la CEOE.

Después del consejo de ministros de este viernes, en el que el Gobierno ha dado a conocer las principales líneas de los presupuestos para 2019, la patronal que lidera Antonio Garamendi recalca en un comunicado que el ejecutivo de Sánchez prevé aumentar los ingresos a costa de disparar la presión fiscal sobre las empresas.

A falta de conocer las cifras detalladas, el Gobierno anunció que los presupuestos serán expansivos en lo social (cuyo peso se eleva al 57,3% del gasto consolidado), especialmente en pensiones (6,2%) y dependencia (59%). Ante estas cifras, desde la CEOE se apunta que la mejora del saldo presupuestario se basa en un “aumento notable” de los ingresos tributarios, sobre todo, los que recaen en el sector empresarial.

La gran patronal insiste en que los ingresos previstos en el proyecto de prsupuestos “demuestran que España no tiene un déficit de recaudación tributaria”. En 2018, se estima que la recaudación alcanzará los 207.000 millones de euros, un 1,5% inferior a la presupuestada, pero superior, por primera vez, al máximo histórico de recaudación del 2007, ejercicio que se cerró con superávit presupuestario.

Dudas sobre las cuentas

La CEOE advierte que, si se han recuperado los ingresos a los niveles de precrisis y, pese a ello, sigue el déficit, es porque el gasto no se ha contenido. Para 2019, el Gobierno estima que los ingresos tributarios se elevarán a 227.356 millones de euros, un 9,5% más que la recadudación estimada para 2018. El comunicado de la patronal duda de que este año se alcancen los ingresos tributarios previstos por el Gobierno dadas las perspectivas de desaceleración de la economía española.

El gobierno anunció un incremento de la recaudación de 20.000 millones de euros, de los que 5.600 millones corresponden a nuevas medidas fiscales, de las que solo una parte se incluyen en la ley de presupuestos (modificaciones en el Impuesto sobre Sociedades, IRPF, Patrimonio y tributación del gasóleo). En conjunto, la CEOE califica de “excesivo” el incremento de recaudación estimado.

Entre los motivos por los que lo considera “excesivo” destaca que el Gobierno prevé recaudar 1.200 millones de euros por el impuesto a las empresas tecnológicas, cuando las previsiones del anterior ejecutivo del PP, sobre una propuesta de impuesto muy similar, ascendían tan solo a 600 millones de euros.

También se prevén 1.500 millones de euros por las modificaciones del impuesto sobre sociedades. De este importe, el aumento de recaudación más significativo correspondería a  la tributación parcial de los dividendos percibidos de filiales extranjeras. Sin embargo, la patronal recuerda que dicha recaudación depende de que las empresas afectadas sigan recibiendo dividendos de las filiales en la misma cuantía que en los últimos años cuando “no es descartable que la cifra de ingresos por dividendos disminuya”, precisamente, por la existencia de nuevas obligaciones tributarias.

En cuanto al aumento de la fiscalidad del gasóleo, las estimaciones anteriores suponían un aumento de recaudación de 400 millones de euros, que en las cuentas de Sánchez pasan a ser 670 millones de euros.

Medidas fiscales pendientes

La patronal recuerda que muchas medidas fiscales no se han adoptado todavía, al estar pendientes aún de trámites parlamentarios, de manera que se reducirá el periodo del ejercicio en el que estarán vigentes. No obstante, el Gobierno no se ha reflejado esta circunstancia en la estimación de recaudación.

Por último, en cuanto al incremento de bases que justifica el resto de aumento de recaudación (unos 14.500 millones, un 7% sobre la recaudación real estimada de 2018), la CEOE lo considera “difícilmente alcanzable en un escenario de desaceleración”.

La CEOE resalta que el presupuesto no contempla medidas destinadas a solucionar los “grandes retos de la economía española” como la sostenibilidad del sistema público de pensiones o la reducción de la tasa de paro. Lamentan que las cuentas se basen en aumentar las cargas fiscales a las empresas, que además deberán soportar un incremento de costes que supone la subida de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad