Varios manifestantes durante los altercados en Barcelona el 17 de octubre de 2019. Foto: EFE/Ta

Los CDR dejan a su paso 400 heridos y una bombona de gas manipulada

stop

Solo en Barcelona tuvieron que ser atendidas 36 personas en la cuarta jornada de violencia callejera de los CDR

Madrid, 18 de octubre de 2019 (13:18 CET)

La cuarta noche de disturbios vividos en Cataluña se saldó con 42 personas heridas, la mayoría en Barcelona. Según ha informado el Servicio de Emergencias Médicas (Sem) de Cataluña, desde que el Tribunal Supremo emitió la resolución condenatoria de los líderes independentistas, el SEM ha atendido a casi 400 emergencias en cuatro días.

Los daños humanos podrían haber sido todavía peores, puesto que este viernes, los Mossos d'Esquadra han intervenido una bombona de gas manipulada cerca del Passeig de Gràcia, en el centro de la Ciudad Condal, que ya ha sido retirada por los agentes de la policía autonómica catalana. 

Precisamente en la capital es donde se están viviendo las protestas más violentas. Solo en la jornada del jueves, los servicios médicos tuvieron que atender hasta 36 incidencias. De estos, 16 fueron dados de alta en el mismo momento frente a los otros 20 que tuvieron que ser trasladados a distintos centros hospitalarios. Desde que comenzasen los disturbios el pasado lunes ya son 258 los heridos en la capital de Cataluña

También el mobiliario urbano ha sufrido cuantiosos daños. Desde el lunes se han quemado más de 650 contenedores que le costarían al Ayuntamiento unos 820.000 euros, casi el triple de los 314.000 euros que costó suplir los depósitos de basura tras las protestas del 1-O en 2017. También se han quemado coches, semáforos, señales de tráfico e incluso las llamas podrían haber alcanzado viviendas en momentos concretos de las protestas.

Cabe destacar que en la noche del miércoles, la concentración que los Comités de Defensa de la República (CDR) llevan convocando a última hora de la tarde desde el lunes se pudo apreciar como un proyectil de fuegos artificiales intentó derribar un helicóptero de los cuerpos y fuerzas de seguridad. 

Este viernes, los Mossos han intervenido una bombona de gas que se ha localizado a las 5.00 horas en la Ronda de Sant Pere, hacia donde se han tenido que desplazar un operativo de Artificieros de los Tedax, un destacamento de la policía autonómica catalana, para retirarla y analizar posteriormente su  composición. Según informa El País, esta podría contener helio y una pequeña mecha encendida que habría provocado llamas en la vía pública. Sin embargo, la misma información detalla que no existía peligro de que estallara. 

En el resto de ciudades catalanas, Girona se llevó la peor parte de las protestas del jueves al registrar cinco heridos, dos de los cuáles tuvieron que ser hospitalizados. En Tarragona, la única emergencia del jueves fue una persona que tuvo que ser trasladada a uno de los hospitales de la localidad. 

Los Mossos investigan a un grupo de ultraderecha

La policía autonómica catalana investiga a un grupo de manifestantes de ultraderecha que se concentró en la noche del jueves en la plaza Artós de Barcelona y que se desplazó hacia el centro de la ciudad. Allí agredieron a un joven independentista propinándole una paliza que fue grabada por varios testigos y se viralizó posteriormente a través de las redes sociales. En este sentido, los Mossos tratan de identificar a a los autores de la agresión para poder llevar a cabo la detención. 

También estarían detrás de un grupo de CDR que agredió a uno de los miembros de la contramanifestación de ultraderecha, aunque el cuerpo de la policía autonómica catalana no dispone por el momento de imágenes.

Casi un centenar de detenidos en tres días

Desde la resolución del Supremo se han llevado a cabo 89 detenciones según el informe de valoración de jornada que el ministerio de Interior ha ido publicando. Esta cifra corresponde solo a los tres primeros días de protesta: tres detenidos el lunes, 51 el martes -en una de las jornadas más violentas- y 33 el miércoles, por lo que aún falta conocer el recuento de detenciones llevado a cabo el jueves, cuando se volvieron a intensificar las concentraciones y se vivieron episodios de violencia como el uso de ácido por parte de los miembros de los CDR. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad