El dirigente de la CUP, Benet Salellas, en la asamblea en la que la agrupación ha decidido presentarse en solitario a las elecciones del 21-D. Foto: EFE/SS

La CUP presentará candidatura al "ilegal" 21-D

stop

El 92% de la asamblea apoyó presentarse a las elecciones con guiños a Ada Colau

EFE

El dirigente de la CUP, Benet Salellas, en la asamblea en la que la agrupación ha decidido presentarse en solitario a las elecciones del 21-D. Foto: EFE/SS

Barcelona, 12 de noviembre de 2017 (19:14 CET)

La asamblea de la CUP decidió concurrir a las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña liderando en solitario una candidatura "lo más amplia posible, claramente rupturista, independentista y de izquierdas".

La asamblea de la formación antisistema reunida en Granollers ha apoyado esta opción con el 64,05% de los votos, por lo que el partido estará en las elecciones con una candidatura propia.

El 91,63% de los participantes en la Asamblea Nacional Extraordinaria -unas 1.200 personas, según la organización- han apoyado concurrir en cualquier caso a los comicios catalanes aunque se barajaron tres opciones. La posibilidad de no concurrir a lo que califican como una convocatoria impuesta y por tanto no legítima nunca se contempló.

Se sometieron a votación tres fórmulas de concurrir al 21-D: una "lista ciudadana de país" sin políticos; participar en una coalición o lista lo más amplia posible -un frente de izquierdas con otras formaciones-; o liderar una candidatura, también "lo más amplia posible, claramente rupturista, independentista y de izquierdas".

Esta tercera opción es la que ha resultado ganadora, con el 64,05% de los votos. Con ello, la CUP impulsará una candidatura propia, sin perjuicio de que puedan participar en ella personas externas a la formación, pues tiene vocación de ser "lo más amplia posible".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad