El diputado de la CUP Carles Riera, en el Parlament. Foto: EFE

La CUP rompe con Junts per Catalunya, ERC y Quim Torra

stop

La CUP decide que bloqueará la "consolidación del autonomismo" de Torra en el Parlament, sin precisar si dejará vacantes sus escaños en los plenos

Barcelona, 20 de octubre de 2018 (16:34 CET)

La CUP decidió que bloqueará la "consolidación del autonomismo" del Govern de Quim Torra, pero no concretó si dejará los escaños vacíos en los plenos, como han informado algunos medios. Lo que avanza la formación anticapitalista es que no se sentará a negociar los presupuestos de la Generalitat.

El partido se fija el objetivo de trabajar para que "no se consolide" el Ejecutivo de Torra, con lo que revela una ruptura con ERC y Junts per Catalunya. Así lo decidió en un consejo político el sábado en Palamós, donde también llamó a "recuperar músculo" en las calles y mantener vivo "el espíritu" del 1 y el 3 de octubre de 2017.

"Los cuatro diputados intentarán que no se consolide un Govern autonomista", aseguró esta tarde el portavoz del secretariado nacional de la CUP, Lluc Salellas. La formación afea a Torra que el rumbo que ha tomado el Govern no se corresponde con el "mandato del 1-O".

La CUP llama a poner el foco en las calles

La decisión adoptada por la CUP se desarrollará en otra reunión en la primera mitad de noviembre. De igual manera, los anticapitalistas ofrecerán más detalles de la estrategia en los próximos días, avanzando que el plan pasa por "sacar el foco del Parlament" para colocarlo en las calles.

Sobre un posible adelanto electoral, "exploraremos hasta dónde podemos llegar", afirmó Salellas, "pero es el president Quim Torra quien debe presionar el botón para convocar elecciones". Por eso su enfoque radica en movilizar al independentismo hasta que salga la sentencia del 1-O y, también mientras tanto, bloquear el Parlament.

La CUP se reunió este sábado para acordar su estrategia política a "medio y largo plazo", a la luz de que la legislatura no está dando respuesta a sus intereses. El partido considera que el Parlament está sumido en una "parálisis" y apuesta ahora por una "oposición activa" para defenderse del "autonomismo" de Torra.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad